50 años de Responsabilidad Civil Profesional

50 años de Responsabilidad Civil Profesional

Medio siglo ha pasado ya desde que Uniteco Profesional fuera pionera en nuestro país creando el primer seguro de Responsabilidad Civil Profesional. Algo que hoy nos parece tan común en la profesión médica no existía hasta ese momento. La correduría también veía la luz ese mismo año, en 1969. Desde entonces, ambos han ido de la mano para proteger a los que nos protegen.

El médico no comete errores desde hace 50 años; siempre los ha cometido, pero fue entonces cuando nos dimos cuenta de que ante una responsabilidad tan importante se encontraba solo. En caso de provocar un daño, la carrera profesional y el patrimonio del médico se veían afectados, algo que, además del resarcimiento al paciente, pasó a resolver el seguro de RC. Este planteamiento aparentemente tan sencillo se ha complicado en los últimos años por la amplia diversidad de vías por las que un médico puede ser reclamado. Ahora, los aspectos fundamentales de un seguro de Responsabilidad Civil Profesional deben ser mucho más mayores.

En todo este tiempo he podido comprobar que lo que marca la diferencia es la capacidad de defensa jurídica que este seguro tiene que ofrecer. El equipo de abogados que hay detrás de la resolución de los casos debe ser especializado y experimentado. El letrado tiene que saber de protocolos, estar apoyado por peritos expertos, conocer cómo funcionan las consultas, los quirófanos, las derivaciones… Todo un mundo que debe ser aclarado ante un juez cuando se requiera, y ser fielmente transmitido para poder esclarecer la verdad en cada caso.

Sobre esta base comenzamos a construir lo que entendíamos por una póliza de Responsabilidad Civil Profesional sin fisuras, una póliza que realmente protegiera al médico sin letra pequeña. Rodeado de un gran equipo jurídico, nuestro cliente puede poner los cinco sentidos en su trabajo, sin miedo a lo que pueda suceder. De este tronco surgieron las ramas en forma de coberturas, en consonancia con las necesidades que íbamos detectando en el desempeño diario del médico.

Pero nuestros esfuerzos no terminan cuando el profesional está bien cubierto: también tratamos de que se adelante a los acontecimientos. Cuando se mezclan Medicina y Derecho, la labor del facultativo se vuelve más vulnerable, ya que existen lagunas en la preparación legal del profesional en la carrera de Medicina, algo por lo que llevamos batallando mucho tiempo. De ahí nacen nuestros esfuerzos en el campo de la formación, trabajando en los hospitales y en las consultas para que los médicos estén constantemente actualizados en esta disciplina que les afecta tan de lleno.

En este sentido, no puedo pasar por alto la labor de la Fundación Uniteco y su cátedra en la Universidad de Alcalá. Nuestro Máster en Peritaje Médico y Valoración del Daño Corporal, camino de su quinta edición, ofrece formación a los profesionales sanitarios para el correcto peritaje de la praxis médica, algo que, sin duda, redunda en una mayor calidad de nuestra justicia.

Todo esto resume la labor de Uniteco en favor de los médicos durante estos cincuenta años, no solo asesorando en seguros para su vida personal y profesional, sino ayudándoles a hacer una mejor Medicina.

También te interesará

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies