aneurisma cerebral

Aneurisma cerebral: causas, síntomas y tipos

8 minutos

Un aneurisma cerebral es un saliente o abultamiento a causa de la dilatación de los vasos sanguíneos. En ocasiones, puede derivar en una rotura que cause sangrado en el cerebro, también llamado accidente cerebrovascular hemorrágico. Es frecuente que este hecho se produzca entre el propio cerebro y los tejidos que lo recubren. Además, es una gran amenaza y peligro para el paciente.

Lo cierto es que el aneurisma craneal afecta a un 3% de la población, y no suele ser frecuente que se produzcan roturas. De hecho, su diagnóstico suele ser detectado en pruebas de otras afecciones.

En los casos en el que esta rotura sí se produce, la salud del paciente empeorará rápidamente. Ya que, tras la fuga, la sangre afecta al funcionamiento de muchas partes del cerebro mientras degenera células nerviosas. Pero también puede dificultar el riego sanguíneo en otras áreas haciendo que el enfermo vaya muriendo.

¿Cuáles son las causas del aneurisma cerebral?

Aunque se desconozcan las causas que provocan el aneurisma cerebral, desde la Sociedad Española de Neurología (SEN) se afirma que algunos agentes pueden aumentar este riesgo. Uno de los grandes factores que se asocian a la rotura del aneurisma es el tabaquismo, según Elena López-Cancio, secretaria del Grupo de Estudiantes de Enfermedades Cerebrovasculares de la SEN. Además, son más frecuentes en los adultos que en los niños, y más fuertes en las mujeres:

  • Factores de riesgo en el transcurso del tiempo.
    • Consumo excesivo de alcohol.
    • Consumo de drogas.
    • Hipertensión.
    • Edad avanzada.
    • Tabaquismo.
  • Factores de riesgo desde el nacimiento.
    • Trastornos en tejidos conjuntivos heredados, Síndrome de Ehlers-Danlos.
    • Enfermedad de tipo renal poliquística, trastorno hereditario.
    • Estrechamiento aórtico.
    • Malformación arteriovenosa del cerebro, conexión defectuosa entre arterias y venas.
    • Antecedentes familiares de aneurisma cerebral, destacable en familiares de primer grado.
aneurisma cerebral 2

¿Cómo es la sintomatología del aneurisma cerebral?

A pesar de que el aneurisma cerebral no suele producir síntomas hasta que no se rompe, lo cierto es que aumentará la posibilidad de presentarlos en las personas que padezcan poliquistosis renal, enfermedad que provoca quistes en los riñones. Tendrán un 10% más de posibilidades de padecer, posteriormente, aneurisma cerebral, según Andrés García Pastor, neurólogo del Hospital Universitario Gregorio Marañón, en Madrid.

  • Síntomas previos a la rotura:
    • Mareos.
    • Alteraciones perceptivas.
    • Pérdida de visión, visión doble.
    • Deficiencia en ciertas funciones psicológicas.
    • Dolor en zonas próximas a los ojos.
  • Síntomas posteriores a la rotura:
    • Dolor intenso de cabeza.
    • Náuseas y vómitos.
    • Convulsiones frecuentes.
    • Caída de los párpados.
    • Sensación de debilidad.
    • Alteraciones en la consciencia, puede derivar en estado de coma.
    • Cansancio.
    • Vista borrosa.
    • Mareos.
    • Dificultad para hablar.
    • Alteraciones perceptivas.
    • Confusión.

Tipos de aneurisma cerebral

  • Tipos de aneurisma por tamaños:
    • Muy pequeños: un máximo de 3mm.
    • Pequeños: superior a 3mm e inferior a 11mm.
    • Grandes: entre 11 y 25mm.
    • Muy grandes: más de 25mm. 
  • Tipos de aneurisma según la forma:
    • Aneurisma sacular: cercano a la pared de uno de los vasos.
    • Aneurisma disecante: la capa interna se rompe ocasionando una bifurcación entre la ruta frecuente del vaso, y otra que transcurre paralelamente desde el otro lado de la pared del vaso.
    • Aneurisma fusiforme: la pared del vaso se propaga hacia todas direcciones.

Bien es cierto que cada vez es más frecuente que el aneurisma cerebral permanezca sin generar ninguna rotura. Sin embargo, sigue siendo una patología grave y peligrosa para la sociedad por sus repentinas consecuencias. Las personas que sobreviven a las hemorragias mantendrán ciertos síntomas y, en torno al 50%, padecerán cefalea recurrente

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe