bases de datos médicas

Bases de datos médicas: cómo hacen tu profesión más fácil

8 minutos

Como en casi todos los ámbitos, también encontramos bases de datos en el mundo de la medicina que permiten a los profesionales acceder a la información científica del ámbito de la salud. La digitalización ha facilitado a lo largo de los últimos 30 años una gran concentración de información relacionada con un mismo tema. Hoy, los profesionales del sector deben aprovechar las ventajas que ello supone para ejercer su profesión de una manera más sencilla y ágil. En este artículo repasaremos qué son las bases de datos médicas y haremos un listado con las mejores. 

¿Qué son las bases de datos médicas?

No podemos considerar una base de datos el simple almacenamiento de información relacionada con un mismo ámbito en un mismo programa informático. Para convertirse en una base de datos, la herramienta ha de cumplir algunas premisas:

  • Gran capacidad para albergar información, con datos relacionados y bien estructurados.
  • La forma de acceso y búsqueda de información ha de poder realizarse de forma rápida y segura.
  • Poder ser consultada al mismo tiempo por varios usuarios interesados en dicha información. 

Además, debemos tener en cuenta que dependiendo del acceso a la información existen diferentes tipos de bases de datos:

  • Referenciales o bibliográficas: fundamentadas en un resumen y los datos básicos como autor, título, año… Son más básicas porque indican dónde se puede encontrar la información.
  • Texto completo de libre acceso: viene a ser una biblioteca virtual que se puede consultar todo el texto sin tener que pagar por la información.
  • Texto completo bajo licencia: como las anteriores pero de pago. Normalmente las instituciones pagan el registro para que todos los médicos de esa Universidad, Hospital, Ministerio… puedan acceder a la información allí recogida. 
  • Mixtas: hay información de libre acceso y otra que requiere suscripción de pago para poder ser visualizada o descargada.
bases de datos médicas

¿Cuáles son las mejores bases de datos en la medicina?

En el mundo de la medicina, con casi más razón, se antoja imprescindible que existan bases de datos que faciliten la labor de consulta a los profesionales de la salud. Ya que son muchos los estudios realizados y publicados; muchas las investigaciones formales que se llevan a cabo por los miles de hospitales que existen a lo largo y ancho del mundo. 

A continuación podrás encontrar las bases de datos médicas más conocidas y usadas:

  • Pubmed: tal y como comentamos en nuestro artículo sobre buscadores médicos,  está traducido a español, muy buena herramienta de consulta para temas y recursos de salud, investigación clínica…
  • Scopus: en inglés y con registro de usuarios (suscripción de pago para realizar búsquedas). No está centrada sólo en temas médicos, ya que también alberga ciencia, tecnología, ciencias sociales… y sin pagar, se puede acceder a las revistas y sus valoraciones. Es la más nueva
  • Cochrane: esta base de datos se encuentra en múltiples idiomas, incluye más de ocho mil revisiones, más de dos mil protocolos, casi 2 millones de investigaciones y más de tres mil respuestas clínicas. Algunas de ellas se pueden descargar de forma gratuita.

Para buscar artículos médicos de libre acceso en diversas bases de datos o directorios abiertos podemos contar con Trip database, Open Science Directory o el Directory of open Access Journals.

Al fin y al cabo, una biblioteca es una base de datos genérica, pero su consulta no facilita el acceso a la información de dichos libros. La informática y la digitalización de la información han permitido aunar grandes cantidades de información relacionadas, que se pueden filtrar por conceptos para un mejor acceso a la información de una forma rápida. En Uniteco sabemos lo complicado que es dar con la información necesaria en el momento preciso, por eso esperamos que este artículo te haya resultado útil y lo puedas poner en práctica en tu día a día. 

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe