Consejos para un buen descanso

La necesidad de un buen descanso en el sector de la salud

7 minutos

Jornadas interminables, un número de pacientes por día fuera de toda lógica, guardias… Sin duda, el descanso en la jornada laboral del médico es casi una utopía. Y existe la necesidad de un buen descanso por y para nuestro organismo. No se trata de descansar por placer, sino por salud.

No alcanzar un mínimo de horas, ni una calidad del sueño aceptable, repercute directamente sobre la salud de las personas. Así, la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda en personas adultas dormir un mínimo de siete horas de forma continuada. Este buen descanso beneficiará a nuestro cuerpo en las siguientes funciones:

  • Buen funcionamiento cognitivo
  • Regula la frecuencia respiratoria
  • Ayuda a aumentar la felicidad
  • Mejora la salud mental
  • Beneficia a la salud cardiovascular, cerebrovascular y metabólica de las personas

En nuestro artículo de la semana pasada sobre la conciliación familiar nos distéis vuestro feedback. La necesidad del teletrabajo para todos los profesionales de la salud, la dificultad para reducir horas entre los médicos autónomos o la adecuación de la carga de trabajo a las necesidades del médico. Somos conscientes de la prioridad que supone el correcto descanso para los médicos.

Consejos para el buen descanso

Por todo ello, os mostramos algunos consejos para mejorar el buen descanso. No obstante, no tener un descanso adecuado puede afectarnos hasta en la alimentación. El metabolismo y el sueño están dirigidos por la misma zona del cerebro humano. Cuando el descanso no es el correcto, esta parte del cerebro segrega hormonas que aumentan el apetito. Para evitar este tipo de cambios en nuestro cuerpo se pueden seguir las siguientes indicaciones:

  • Realizar alguna actividad física de manera regular, evitando los momentos previos a irse a dormir.
  • No dejar encendidos los aparatos eléctricos mientras se duerme.
  • Fijar un horario, dentro de lo posible, para acostarse y despertarse.
  • Si se duerme una siesta, no extenderla más de 20 minutos en el tiempo.
  • Tratar de no ingerir cualquier tipo de comida o bebida pesada durante el día.
  • Revisar el consumo de alcohol y café, así como reducirlo al mínimo necesario.

Siguiendo todos estos consejos, es probable que el profesional sanitario logre mejorar su descanso. Así, se podría adecuar a las necesidades y exigencias que su vida laboral le reclama.

La necesidad de tener un buen descanso

Estar cubiertos ante el desgaste

Pese a los consejos que se puedan dar, no es menos cierto que -en ocasiones- el médico se puede ver superado por las circunstancias. No dejáis de ser personas mortales, aunque a veces hagáis milagros con vuestros pacientes.

El seguro de baja laboral os ayudará en los momentos en el que más nos necesitáis. Una enfermedad, que también puede ser consecuencia del cansancio extremo, os impide trabajar o una maternidad. Todo ello quedará cubierto con el seguro de baja laboral, de forma que la repercusión económica que sufráis sea la menor posible.

Igualmente, la pandemia ha causado estragos en toda la sociedad, más aún en el sector médico. El seguro de baja laboral también cubre, a través de una indemnización, la imposibilidad de acudir a trabajar por ser un caso de Covid-19 positivo.

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe