Donante plaquetas

La importancia del donante de plaquetas

8 minutos

¿Por qué son necesarios los donantes de plaquetas?

Las donaciones de plaquetas son fundamentales para el tratamiento de ciertas enfermedades que afectan al sistema inmune. Estas dolencias causan una disminución de la cantidad de plaquetas en sangre como pueden ser leucemias, enfermedades del sistema inmune, infecciones severas o pacientes sometidos a un tratamiento de quimioterapia. Con la donación de plaquetas permite al paciente tener sus necesidades cubiertas.

Este proceso consiste en la extracción únicamente de las plaquetas y devolver el resto de componentes sanguíneos al donante. Estas células ayudan a la coagulación para evitar sangrados graves. Hay que señalar que las plaquetas no se pueden almacenar, ya que a los 5 días de la extracción caducan. Para la obtención de una bolsa de transfusión para una persona se necesitan como mínimo cinco donaciones de sangre.

En el tratamiento de estos pacientes la sangre es esencial en su atención. Mejorar notablemente en la prevención y evitación de hemorragias. Para iniciar el proceso de coagulación, las plaquetas se pegan a la pared vascular y liberan una serie de sustancias químicas.

¿Para qué sirven las plaquetas?

Las plaquetas se utilizan en tratamientos preventivos para evitar hemorragias. Los recpetores son enfermos que tienen un nivel bajo de plaquetas, como puede ser:

  • Enfermos hematológicos con una deficiencia plaquetaria
  • Enfermos sometidos a quimioterapia
  • Trasplantados de médula ósea como consecuencia de una leucemia
  • Tratamiento preventivo en pruebas diagnósticas como las punciones para hacer biopsias hepáticas
  • Trasplantes de órganos
  • Riesgo en la donación de plaquetas

Como en muchos procedimientos médicos hay un riesgo latente. En este caso, como en cualquier procedimiento de donación de sangre, puede formarse un pequeño hematoma en el sitio donde se ha realizado la punción. Además, como se usa un anticoagulante, en el proceso de retorno de la sangre el paciente podría sentir un hormigueo alrededor de la boca. En este caso, el paciente debe de avisar al profesional que está realizando la aféresis y éste disminuirá el goteo y la sensación desaparece.

La donación se realiza mediante un procedimiento llamado aféresis. Este proceso se realiza con una máquina que separa los componentes de la sangre. Se canaliza la vena del donante y se le conecta a una máquina que separa las plaquetas y regresa el resto de la sangre al donante. Este proceso suele durar entre 1 y 2 horas.

Donantes plaquetas 2

Diferencias de los donantes de plaquetas con los donantes de sangre

La sangre está formada de plaquetas, glóbulos rojos, y plasma; para la donación que se pueden separar según las necesidades y características de cada paciente. Algunos pacientes necesitan todos los componentes de la sangre por lo que se les realiza una transfusión sanguínea completa.

La doble donación de glóbulos rojos es el otro tipo donación de sangre que se puede realizar. Esta doble donación consiste en realizar en mismo sistema que en la donación de sangre al uso, con la única diferencia de un doble conteo de glóbulos. En cambio, en la donación de plasma podemos obtener la parte más líquida de la sangre, y es la que ayuda a coagular la sangre. Asimismo, contiene electrolitos, proteínas y sustancias que fomentan y ayudan en el buen funcionamiento de los órganos.

En la donación de plaquetas se utiliza el mismo método que en una donación de sangre habitual, con la única diferencia que se separan las plaquetas de la sangre, y esta se vuelve a introducir al cuerpo. La podemos denominar como aféresis. De hecho, en este tipo de donación el cuerpo se recupera más rápidamente. Los otros componentes de la sangre ayudan a nivelar la carencia de plaquetas.

En definitiva, la donación de sangre y de plaquetas siguen procesos muy similares, con la diferencia que en la donación de plaquetas te regresan tu propia sangre con la excepción de las plaquetas extraídas. No obstante, hay que ensalzar la importancia de las donaciones de sangre en el tratamiento de ciertas enfermedades, ya sea la donación tradicional de sangre como de plaquetas. En este último caso, es fundamental para el tratamiento de la enfermedad latente y por consiguiente supone una mejora importante en la adherencia del individuo, ya que experimenta una notable mejora de su enfermedad.

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe