Esclerosis múltiple

Esclerosis múltiple, la enfermedad degenerativa

11 minutos

La esclerosis múltiple es considerada como una enfermedad degenerativa y crónica del sistema nervioso, con origen autoinmune, que afecta tanto al cerebro como a la médula espinal. Ataca, en la mayoría de los casos, a jóvenes de más de 20 años, sin embargo, las mujeres tienden a padecer un 20% más que los hombres esta enfermedad.

El sistema inmune acomete contra la mielina, que es la sustancia que envuelve las neuronas. La mielina se deteriora y comienza a presentar cicatrices, conocidas con el nombre de ‘esclerosis’. En este momento aparecerá la infección y los impulsos nerviosos que circulan por las neuronas se ven entorpecidos por estos nuevos efectos en el organismo.

La Sociedad Europea de Neurología calcula que en torno a 48.000 personas en nuestro país padecen esclerosis múltiple, 600.000 en Europa y 2.600.000 en todo el mundo. De estas cifras, el 70% de los casos aparecen entre los 20 y los 40 años.

¿Cuáles son los síntomas de la esclerosis múltiple?

Del mismo modo en el que en una de nuestras últimas entradas del blog te contábamos los síntomas, tratamiento y diagnóstico del trombo pulmonar, en éste llevaremos la misma estructura, ya que la sintomatología de la esclerosis múltiple no suele ser fácil de identificar. Será diferente en función de la persona y dependerá de la localización, la extensión, la gravedad o el número de lesiones:

  • Visuales: visión borrosa, doble, poco definida y movimientos oculares rápidos e involuntarios.
  • Problemas de equilibrio y coordinación: pérdida de equilibrio, temblores, vértigos y mareos, así como falta de coordinación.
  • Debilidad: más notoria en las piernas y en la capacidad para caminar.
  • Rigidez muscular: puede producir la espasticidad, la cual genera tirantez muscular.
  • Espasmos y dolores musculares: pueden ser frecuentes.
  • Dificultad en el habla: lentitud en la articulación, palabras arrastradas, cambios en el ritmo…
  •  Fatiga: provoca fatiga general que entorpece a las actividades cotidianas de la persona. Es considerado como uno de los síntomas más comunes.
  •  Problemas de vejiga e intestinales: necesidad de orinar con frecuencia y/o urgencia, estreñimiento, pérdida de control del esfínter…
Esclerosis múltiple 2

¿Cómo es el diagnóstico de la esclerosis múltiple?

Su diagnóstico dependerá directamente del historial clínico de cada paciente, por ello, será fundamental informar al médico de manera detallada sobre los síntomas que presente el enfermo.

  • Historia clínica: al incluir la historia clínica, el registro de los síntomas experimentados o el estado actual del paciente, el médico podrá definir la modalidad de esclerosis múltiple que presenta. Por lo tanto, se deberá realizar un reconocimiento físico completo y pruebas médicas.
  • Reconocimiento neurológico: el neurólogo buscará anomalías en los nervios. Algunos de los signos más comunes son: cambios en la coordinación de las extremidades, debilidad, escasez de reflejos, dificultad en el habla, menos equilibrio…
  • Pruebas auditivas y visuales: los electrodos se colocan en la cabeza mientras son monitorizados por las ondas cerebrales en respuesta a estímulos visuales y auditivos. La reacción del cerebro suele ser casi instantánea, pero si hay desmielinización en el sistema nervioso central, habrá ciertos retrasos.
  •  Formación de imágenes por resonancia magnética nuclear: es considerada como la prueba más completa y eficaz, ya que permite la obtención de imágenes detalladas del cerebro y de la médula espinal. Aunque es la única prueba capaz de pervivir lesiones de esclerosis, no cuenta con un 100% de efectividad.
  • Punción lumbar: consiste en extraer el líquido cefalorraquídeo de la médula espinal gracias a una aguja introducida en la espalda. Son síntomas invisibles, difíciles de comunicar al médico y pueden ser considerados como manifestaciones psicosomáticas.

¿En qué consiste el tratamiento para la esclerosis múltiple?

El tratamiento más frecuente recibe el nombre de Interferón Beta. Sin embargo, existen otros tratamientos como la Mielina Oral o el Copolímero 1, que se encargarán de evitar que el organismo ataque a su propia mielina.

El tratamiento para la esclerosis múltiple consiste en 3 aspectos:

  • Tratamiento del brote gracias a los Corticosteroides (acortan la duración del brote) y los Plasmaféresis (alternativa pensada para aquellos intolerantes al Corticosteroides).
  • Tratamiento modificador del curso de la enfermedad: consiste en prevenir la discapacidad neurológica a largo plazo. Algunos de los fármacos para este tratamiento son el interferón beta, acetato de glatiramero, azatioprina…
  •  Tratamiento sintomático: su finalidad es tratar diversos síntomas mientras logran mejorar la calidad de vida del paciente.

Novedades en 2022

Investigadores de la Escuela Chan de Salud Pública de la Universidad de Harvard podrían haber descubierto, en un estudio que se ha publicado recientemente en la revista ‘Science’, el virus causante de la Esclerosis múltiple. La publicación científica, fundada en 1880 y galardonada con el premio Príncipe de Asturias en 2008, se hace eco de esta investigación que puede ser el principio del fin de una enfermedad que afecta a más de 2.600.000 personas en todo el mundo. El virus Epstein-Barr (VEB) sería el motivante de todo, y ahora que la comunidad científica lo tiene identificado, se puede centrar en combatirlo, con lo que podemos estar ante la cura de la enfermedad en un futuro cercano.

Los avances en los tratamientos para la esclerosis múltiple avanzan sin demora. La recuperación significa que los síntomas comienzan a desaparecer de manera parcial o total. A pesar de esto, este proceso puede durar semanas, meses o, incluso, años. 

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe