Financiación y sostenibilidad salud

La financiación y la sostenibilidad del sistema de salud español

8 minutos

El sistema sanitario público español es uno de los mayores orgullos de los españoles y, además, uno de los mejores sistemas del mundo entero. Nuestra sanidad pública es envidiada por todo el globo, y su modelo sirve como referencia para otros países. Pero para ello, es necesario un sistema eficiente de gestión y mantenimiento que sustenta este sistema.

El Sistema Nacional de Salud de España es el ente que engloba prestaciones y servicios sanitarios de España, que de acuerdo con la ley son responsabilidad de los poderes públicos. Este Sistema fue creado en 1908 y ha ido evolucionando hasta el día de hoy. En 1989, se materializó la asistencia sanitaria universal en España sostenida a través de diferentes impuestos.

¿Cómo se financia la sanidad pública en España?

El artículo 10 de la Ley de cohesión y calidad del Sistema Nacional de Salud dicta que la financiación de la Sanidad Pública en España es responsabilidad de las comunidades autónomas en conformidad con el actual sistema de financiación autonómica, sin perjuicio de la existencia de un tercero obligado al pago.

En este sentido, las transferencias a las comunidades autónomas que realiza el Estado a través de los presupuestos generales del Estado; y de impuestos especiales que van directamente a las propias comunidades autónomas (hidrocarburos, el denominado “céntimo sanitario”), que son quienes tienen transferidas a las competencias, con carácter general desde 1986. Es decir, en todo caso a partir de los impuestos. En cambio, las mutualidades de los funcionarios se financian en parte con las cotizaciones.

Las últimas estimaciones muestran que España destina en sanidad cerca del 10% de su producto interior bruto, incluyendo la privada. Si obviamos la sanidad privada, el sistema público se sitúa en el 6,6% del PIB. Esta cifra representa cerca de 70.000 millones, algo más de 1.400€ por persona.

Si comparamos el sistema Español con el de otros países europeos, España invierte menos que la media europea por habitante, y también en función del nivel de vida. En términos de paridad del poder adquisitivo, ronda los 2300 dólares frente a más de 2.900 de media en los países de la UE

¿Qué servicios cubre y a quiénes?

El sistema sanitario cubre todas las atenciones excepto la atención dental y los artículos ópticos. A pesar de ello, nuestro sistema es considerado uno de los mejores del mundo en cuanto a lo que se denomina como cobertura universal.

Financiación y sostenibilidad salud

Según datos de la UE, España es el país con menos población excluida de una asistencia sanitaria completa:

  • España: 0,3%
  • Suecia: 1,2
  • Francia: 4,9%
  • Italia 7,2%

¿Cómo se financian los medicamentos?

En España los medicamentos no son gratuitos, excepto los dispensados durante los ingresos hospitalarios, o para el tratamiento de enfermedades profesionales. De esta manera, se evitan sucesos de abuso de sustancias o automedicación por parte de los pacientes.

Los pensionistas, en cambio, pagan un precio simbólico en función de su prestación con un máximo de 18€ al mes. Solamente las pensiones más bajas continúan recibiendo los medicamentos de manera gratuita. 

Por otro lado, para los trabajadores, dependiendo de su renta, pagan un porcentaje mayor o menor:

  • Rentas menores a 22.000 anuales pagarán el 50% de la receta
  • Entre 22.000 y 100.000 pagarán un 60%
  • Rentas superiores tendrán un límite mensual de 18€

En definitiva, nuestro Sistema sanitario es uno de los mejores del mundo, y sirve como modelo para muchos otros países. Por ello, merece una inversión adecuada, la inversión tiene que alcanzar el 10% del PIB del país, como sucede en muchos otros países. En esa situación, con total seguridad España sería sin lugar a duda uno de los mejores sistemas, por no decir el mejor. 

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe