Intrusismo médico

El peligro del intrusismo médico

8 minutos

El intrusismo médico se define como aquellas actividades fraudulentas en una profesión que se llevan a cabo sin tener la titulación necesaria.  Se trata de un problema de salud pública de primera instancia que afecta tanto al bienestar de los pacientes, como al prestigio de la profesión y de los médicos especializados.

El intrusismo es un fenómeno recogido en el Artículo 403 del Código Penal donde se especifica que “el ejercicio de actos propios sin poseer el correspondiente título académico expedido o reconocido en España de acuerdo con la legislación vigente, además, incurrirá en una pena de multa de doce a veinticuatro meses. Si la actividad profesional desarrollada exigiese un título oficial que acredite la capacitación necesaria y habilite legalmente para su ejercicio, y no se estuviese en posesión de dicho título, se impondrá una pena de multa de seis a doce meses”.

De hecho, sigue siendo frecuente la publicación de noticias y casos en los que ciertas personas abren clínicas ilegales en sus domicilios o locales que no cumplen las normativas. Además, estas suelen disponer de servicios a través de internet sin ningún tipo de inspecciones. Los casos más frecuentes muchas veces tienen relación con clínicas de cirugías estéticas o dispensarios de osteópatas entre otros.

¿Cómo detectar el intrusismo médico?

Complementando la información proporcionada en algunos de nuestros artículos anteriores sobre este tema, como el de «El delito del intrusismo laboral en medicina» , cabe destacar que no son muchas las pautas necesarias a tener en cuenta a la hora de detectar el intrusismo médico. En la mayoría de los casos será suficiente con analizar:

  • El estado en el que se encuentra la clínica.
  • Ciertas peticiones inusuales durante la consulta.
  • Falta de titulaciones médicas visibles en las paredes del centro.
  • Si cuenta con más médicos profesionales o si solo está él.

Lo cierto es que, en muchas ocasiones, basta con comprobar si la persona se encuentra inscrita en el colegio de médicos, así como la especialidad en la que aparece. Si se detectan este tipo de situaciones existen plataformas como Stop Intrusismo Sanitario, dedicadas a denunciarlo.  

Intrusismo médico 2

¿Cómo se castiga el intrusismo médico?

Según el Artículo 403 del Código Penal Español, es importante analizar la gravedad de cada caso. La pena podrá ir desde una multa hasta los dos años de prisión. En el caso de que el falso médico sea condenado, los pacientes podrán recibir una indemnización si lo denuncian.

Sin embargo, este tipo de procesos no son sencillos. El penalista deberá plantearse dos situaciones:

  • Es posible que el médico intruso haya acertado en el diagnóstico del problema o en el tratamiento seleccionado. En este caso, se considerará que la decisión se ha tomado al azar. En este primer contexto, cabe la posibilidad de que el intrusivo posea ciertos conocimientos médicos o no.
  • En la segunda situación, existe la posibilidad de que el falso médico haya causado algún problema grave al paciente debido a la falta de experiencia. En este caso, sería correcto considerar de manera imputable la imprudencia sucedida. Sin embargo, esto solo podría aplicarse en médicos legalizados. Además, si se llega a la conclusión de que el daño no podría haberse evitado por un profesional, esto computará en el ámbito de los fortuitos

Por todo lo comentado en el artículo, es importante remarcar los peligros de no ir a consultas de médicos titulados, ya que las consecuencias pueden llegar a ser graves. Debemos valorar la gran labor y dedicación de la profesión médica, tratando de combatir este tipo de prácticas que  perjudican gravemente la salud de los pacientes y el ejercicio de los profesionales sanitarios.

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe