pulsioxímetros

Los 7 mejores pulsioxímetros en 2022 y recomendaciones de uso

8 minutos

Los pulsioxímetros, también llamados, oxímetros de dedo, son los encargados de medir y controlar tanto la saturación de oxígeno como la frecuencia del pulso, a través de un método fácil y no invasivo. Por ello, en este artículo queremos mostraros las bondades de cada uno para que podáis elegir el que mejor se adapte a vuestros pacientes

Estos dispositivos médicos de carácter portátil realizan su funcionamiento gracias a dos leds colocadas en una parte translúcida del cuerpo, siguiendo un proceso rápido y eficaz. Lo cierto es que un descenso de los niveles de oxígeno detectado por estos mecanismos puede ser una señal clara de problemas.

La variada tecnológica incorporada en los pulsioxímetros permite realizar la lectura en diversas partes del cuerpo y, además, existen de diferentes tamaños, formas y usos. En este artículo te contamos cuáles son los pulsioxímetros más utilizados e incorporamos algunas recomendaciones de uso para aquellos responsables que se encarguen de su uso.

pulsioxímetros 2

Los mejores pulsioxímetros

  1. Viatom WellOxy Checkme O2 Pro: este oxímetro de muñeca registra los niveles de oxígeno en sangre del paciente, la frecuencia pulmonar y el movimiento de éste durante la noche gracias a su alta precisión del 70% al 100%. Su aspecto simula a un reloj de muñeca y el sensor se coloca en el dedo. Su peso es de 35 gramos y su batería es recargable. Cuenta con un sensor sonoro que detecta si los niveles de oxígeno en sangre, adecuados para ese paciente, disminuyen. Además, es uno de los más utilizados en los centros de sueño para los pacientes que sufren apnea del sueño.
  2. Beurer PO 60 BT: gracias a este pulsioxímetro con bluetooth incorporado, podréis disponer de un seguimiento de datos de vuestros pacientes mientras hacéis una evolución de su seguimiento. Mide, de forma rápida, los niveles de oxígeno en sangre, la frecuencia cardíaca… Es el modelo idóneo si tenéis pacientes con enfermedades crónicas y cardíacas.
  3. Beurer PO 30: es el modelo perfecto si queréis controlar la saturación arterial de oxígeno y es uno de los más valorados por la Sociedad Europea de la Hipertensión. Tiene una lectura sencilla de los resultados y muestra el pulso de forma gráfica. Además, se recomienda para enfermos con cierta insuficiencia cardíaca, asma, enfermedades pulmonares…
  4. Medisana PM 100 Connect: mide, de forma precisa, los indicadores de saturación del oxígeno en la sangre. Su pantalla, de fácil e intuitiva lectura, consta de 6 modos de lectura y también tiene la opción de ajustar el brillo. Se apaga automáticamente tras varios segundos sin recibir ninguna orden.
  5. AGPTEK: es un pulsioxímetro de dedo y es uno de los más utilizados por médicos y hospitales. Es fácil de transportar de una sala a otra del centro y su pantalla LED es de fácil lectura. La respuesta se obtiene tras 10 segundos y transcurridos 8 segundos más, el pulsioxímetro se apagará para consumir menos energía.
  6. IDOIT: destaca por su precisión y por incorporar resultados relacionados con el índice de perfusión. Es un pulsioxímetro de dedo y su tamaño es perfecto para personas de cualquier edad. Este modelo se emplea en personas con enfermedades pulmonares crónicas y puede ser una gran alternativa para aquellas que hacen deporte y niños de más de 20 kilos.
  7. Medisana PM1000: el modelo destaca por su pantalla de gran tamaño de dos direcciones. Controla el oxígeno en sangre y la frecuencia cardíaca en pocos segundos. También indica el nivel de batería y es un modelo idóneo para utilizar con personas que sufren enfermedades cardiovasculares o respiratorias.

Los pulsioxímetros se emplean para detectar los niveles de oxígeno en sangre en diversas circunstancias en las que puede encontrarse un paciente. Ofrecen información objetiva de su salud y, además, os puede ser de gran ayuda para establecer tratamientos en función de la saturación de oxígeno en sangre. 

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe