que es la hepatitis

Qué es la hepatitis y últimos avances

8 minutos

La hepatitis viral es una infección que afecta al hígado, inflamándolo y creándole un daño. En la actualidad, se diferencian hasta cinco tipos de hepatitis: A, B, C, D, E. Tanto la hepatitis A como la E generan en el paciente infecciones agudas; por su parte, las hepatitis B, C y D pueden causar infecciones agudas y crónicas.

En cuanto a las dos primeras, son infecciones que suelen disiparse a las pocas semanas y, en la gran mayoría de casos, sin medicamentos. Ambas se producen por el contacto con heces contaminadas de otra persona. Además, la hepatitis E puede infectar al enfermo por el consumo de carne poco cocinada o de animales silvestres.

Por su parte, la hepatitis C se contagia a través del contacto con sangre de una persona contaminada, por lo que la causa más común es el contagio debido al consumo de drogas, donde se comparten jeringuillas, así como operaciones quirúrgicas. Por último, parte de los contagios de la hepatitis B se producen en relaciones sexuales, aunque es propia de zonas menos desarrolladas, donde la vacuna contra esta enfermedad es menos común. La probabilidad de transmisión de una madre a su feto es alta. Así, la hepatitis D solamente es posible desarrollarla a través de una reinfección una vez ya se tiene hepatitis B.

Hepatitis: últimos avances

El doctor Juan Ramón Larrubia, de la mano del programa de la Acción Estratégica en Salud del Instituto de Salud Carlos III, han logrado importantes avances en la calidad de vida del paciente de hepatitis crónica B.

Los avances no se han centrado de momento en nuevos tratamientos, sino todo lo contrario. El hallazgo se encarga de demostrar la posibilidad que tienen los pacientes de abandonar el tratamiento. A mayor número de años se lleve con el tratamiento y su inicio se remonte a una edad cuanto más temprana mejor, las probabilidades futuras de poder dejar de tratarse aumentan.

La explicación es que el propio cuerpo habría sido capaz de reconstruirse con el tratamiento. Así, las células dañadas -causantes de la hepatitis- habrían dejado paso a un funcionamiento natural del organismo. Con este descubrimiento, el paciente podría abandonar el tratamiento y evitar posibles efectos secundarios. De esta manera, el enfermo reduciría las posibilidades de que la hepatitis crónica B le derivase en una osteoporosis o insuficiencia renal, que habría sido provocada por el consumo de fármacos a largo plazo.

que es la hepatitis avances

Según el estudio, la probabilidad de que el paciente pudiese abandonar el tratamiento sería de un 90 por ciento. Además, existirían otro tipo de ventajas.

  • Por un lado, el sistema sanitario perdería cierta presión asistencial, ya que estos pacientes no necesitarían seguir el control propio de un tratamiento.
  • Por otro lado, una mejora social. Más allá de la mejora en la calidad de vida evidente, gran parte de los afectados por esta dolencia en España son personas extranjeras con un menor apoyo social y familiar, dificultándoseles el seguimiento del tratamiento, así como las visitas periódicas al hospital.

Hepatitis: próximos pasos

El mismo grupo de investigadores se encuentra trabajando en el 10% restante que no podría abandonar el tratamiento de forma natural. Esto se conseguiría recuperando el funcionamiento natural de las células dañadas. Hasta el momento, focalizan sus estudios en estrategias de inmunoterapia a través de un tratamiento con interleuquina-15 y anti PDL1.

Por otro lado, a la par se encuentra el Área Integrada de Guadalajara, que trabaja en una terapia celular. En el caso de este grupo, la misión se centra en lograr darle a las células dañadas las funciones que les corresponde. Es decir, los linfocitos dañados serían extraídos y manipulados ‘in vitro’ hasta poder recuperar su capacidad y volver a ser introducidos en el paciente. Por el momento, mientras los pacientes deban seguir con el tratamiento, siempre es recomendable ofrecer a nuestros pacientes los consejos que la Asociación Española para el Estudio del Hígado publica en sus guías clínicas.

​ ​

Deja un comentario

1 comentario

Martha Calderón 5

29 de junio de 2022 17:20

Me encantan los artículos y los compartiré con los estudiantes de mi curso. Soy profesora universitaria en Enfermeríae.
Saludos y gracias.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe