¿Qué es un seguro RC?

11 minutos

¿Qué es la responsabilidad civil?

El seguro de responsabilidad civil, es aquel tipo de protección cuyas coberturas integran los daños provocados a terceras personas por omisión o acción con culpa o negligencia probada. Es más, su fundamento queda recogido en el artículo 1.902 del Código Civil.. Además, en nuestro artículo “Qué es un seguro de responsabilidad civil profesional”, ahondamos en las vicisitudes de la Responsabilidad Civil Profesional 

Asimismo, el artículo consecutivo, el artículo 1.903 recoge la obligatoriedad de todo individuo de responder de manera autónoma por sí mismo o por las personas a su cargo.

La responsabilidad civil supone una compensación económica por daños y perjuicios a terceras personas. Además, en algunos casos incluso supone tener que alcanzar soluciones judiciales con las que determinar el alcance de los posibles daños provocados. No obstante, la responsabilidad civil no solo incumbe a los profesionales sanitarios, sino que también repercute en otros ámbitos sociales como pueden ser:

  • Los padres responden de los perjuicios causados por sus hijos
  • Los tutores legales de los de sus tutelados, sean incapacitados o menores
  • Los dueños serán los responsables de los daños que pueda ocasionar sus mascotas
  • Los empresarios se responsabilizará, de los agravios de los empleados
  • Etcétera

En este sentido, hay que señalar y determinar las condiciones necesarias para que exista responsabilidad, es decir, estas condiciones incluyen que:

  • Existencia de una omisión o acción involuntaria hecha por el responsable de los actos.
  • Se cause un daño a una tercera persona que suponga un perjuicio notable para él.
  • Existencia de un nexo de causalidad que sea la consecuencia principal y directa de la omisión o acción por parte del culpable

 ¿Qué es RC en empresa?

En el ámbito empresarial, las actividades diarias pueden transformarse en un riesgo real y causar grandes daños a la compañía responsable así como a administradores y directivos, además, de personas directa o indirectamente relacionadas con ella. En este sentido, nos referimos a situaciones tales como inundaciones, accidentes laborales causados por errores o deficiencias de la empresa. En todos estos casos, los costes de las demandas pueden ser muy cuantiosos sin contar los daños y los perjuicios personales que provocan a todos los involucrados.

En definitiva, los seguros de RC para empresas conforman la mejor protección posible para empresarios y autónomos, quienes tienen como objetivo cubrir los daños materiales y personales y, sus consecuencias económicas en el patrimonio personal.

Con este tipo de pólizas, tanto autónomos como empresarios quedan exentos de las cargas económicas relativas a cualquier daño involuntario que se haya podido cometer en el ámbito laboral contra terceros. En conclusión, esta sería la función de la responsabilidad civil. No obstante, hay que esclarecer bien las competencias que cubre la responsabilidad civil para los administradores.

¿Qué es la responsabilidad civil cruzada?

La RC cruzada se aplica en el contexto de las contrataciones y subcontrataciones. Esto quiere decir que, esta cobertura recae sobre el empresario principal cuando los empleados subcontratados sufren daños personales. Este tipo de garantía suele reflejarse como una cobertura adicional de los seguros de RC para reformas, manejo de maquinarias, etc.

Por tanto, la cobertura RC Cruzada cubre los daños personales que puedan sufrir los trabajadores de una empresa subcontratada. Civilmente la responsabilidad de indemnizar al empleado proviene del empresario principal.

¿Qué cobertura tiene un seguro de responsabilidad civil?

Además de la RC cruzada, existen muchas más coberturas dependiendo de la labor que realicen. En las pólizas de RC dependiendo de la labor que realices se pueden cubrir diferentes riesgos a modos de cobertura atendiendo a la actividad que desempeñes. Por ello, es fundamental especificar la actividad que se desempeña para tener la mejor protección posible. En este sentido, se pueden distinguir distintos tipos de coberturas tales como:

  • RC Explotación: Cubre las reclamaciones por daños a terceros durante el ejercicio de la actividad profesional
  • RC Patronal: Es imprescindible para empresas con un alto número de empleados. Esta cobertura cubre cualquier accidente que pueda suceder por una negligencia del empresario. Esta cobertura cubre la responsabilidad que pueda tener la empresa sobre los daños que sufra su personal.
  • RC Producto: Hace referencia a cualquier daño o perjuicio que provenga de sus productos
  • RC Subsidiaria: Los empresarios deben de responder ante omisiones o acciones de terceros
  • RC Cruzada: Esta cobertura como hemos dicho antes, entra en juego en el contexto de contrataciones y subcontrataciones.
  • RC Post-Trabajos: Asegura la indemnización por daños una vez terminado el trabajo o suministrado el producto
  • RC Locativa: Esta cobertura va dirigida para profesionales que desempeñen su labor en un local alquilado
  • RC Inmobiliaria: Protege a los propietarios de inmuebles ante las reclamaciones de terceras personas por daños provocados por esos inmuebles
  • RC Contaminación Accidental

En definitiva, la responsabilidad civil es la protección que tiene un individuo durante el desempeño de su labor. Es fundamental contar con un seguro de RC adecuado que permita a la persona ejercer su labor con la mayor tranquilidad y, la seguridad que en caso de que suceda algún infortunio estar cubierto para no poner en riesgo tu vida personal.

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe