¿Qué es un seguro de responsabilidad civil?

9 minutos

El seguro de RC o responsabilidad civil es esa modalidad de seguro que sus coberturas incluyen los daños causados a terceros por acción u omisión, con culpa o negligencia contrastada, además, su base está recogida en el artículo 1.902 del Código Civil.

En este sentido, el artículo 1.903 del Código Civil recoge la obligación de toda persona de responder por sí misma o, en su defecto, por las personas a su cargo. La Responsabilidad Civil conlleva una indemnización económica por daños a terceros. De hecho, en algunos casos implica tener que llegar a soluciones judiciales con las que valorar el alcance real de los daños sufridos.

En definitiva, existen una serie de condiciones para que exista responsabilidad civil. Esta serie de circunstancias incluyen que:

  • Exista una omisión o acción involuntaria realizada por el responsable, en este caso, el profesional médico
  • Se realice un hecho ilícito según la normativa jurídica española
  • Se provoque un daño a otra persona suponiendo un perjuicio para él
  • Existe un nexo de causalidad y, además, sea la consecuencia directa de la acción u omisión del culpable.

No obstante, este seguro de Responsabilidad Civil es un salvavidas y un resguardo, para el tomador del seguro, ya que, le permite tener una seguridad real que le va a permitir ejercer su profesión de la mejor manera posible, y la más segura. 

Seguro de responsabilidad profesional

La responsabilidad civil profesional te puede impactar en el ejercicio de tu profesión si has cometido algún error o, incluso, negligencias que han provocado daños o perjuicios que pueden afectar a terceras personas en cualquier ámbito de su vida.

No obstante, el objetivo de formalizar una póliza de seguro de RC profesional no es otro que cubrir su patrimonio ante las posibles demandas que pueda recibir el profesional o, en su defecto, para evitar las posibles pérdidas derivadas por actos fraudulentos.

El objetivo de los seguros de Responsabilidad Civil Profesional es enfrentar a los daños personales, materiales y consecuencias que, involuntariamente, por sus errores u omisiones, el profesional haya podido provocar en el ejercicio de su profesión, así como los posibles perjuicios que pudieran derivar.

En este sentido, el asegurador asume las repercusiones económicas de los hechos ocurridos y cubiertos por el contrato, restaurando el daño provocado por el asegurado a un tercero, hasta el límite contratado en la póliza de seguro. La póliza de seguro es el documento que tiene las condiciones que regulan la relación contractual entre el asegurador y el asegurado, congregando los derechos y deberes de ambas partes. 

¿Qué coberturas tiene un seguro de responsabilidad civil profesional?

Las coberturas del Seguro de RC profesional vendrán marcadas por la actividad profesional que desempeñe el tomador del seguro. Aún así, hay una serie de ciertas coberturas mínimas que se dan en la gran mayoría de los seguros de rc:

  • Responsabilidad civil profesional: Esta responsabilidad afecta a cualquier empresa o profesional que provoque algún tipo de daños a un tercero durante el desarrollo de su actividad profesional.
  • Daños patrimoniales primarios: Hace referencia a los perjuicios económicos que no provienen de manera directa de un daño personal o material, en definitiva, son daños de carácter económico.
  • Fianzas y defensa: La póliza suele incluir la fianza de la posible indemnización y los gastos de la defensa jurídica derivada del proceso judicial correspondiente.
  • Pérdida o destrucción de expedientes: se refiere al extravío o la eliminación de los documentos de los clientes a la pérdida o eliminación de los documentos de los clientes.
  • Responsabilidad civil del personal dependiente: Esta responsabilidad incurre a la empresa o en su defecto al profesional por los daños producidos a un tercero por su personal
  • Responsabilidad civil de actividad de mediación en asuntos civiles y mercantiles.

¿Cuándo es obligatorio un seguro de responsabilidad civil profesional?

Para los profesionales sanitarios es obligatorio contar con esta protección para poder ejercer su labor. De hecho, es el salvavidas del profesional médico en el caso que éste incurra en algún error o negligencia que pueda afectar a toda su vida personal, así como la de su familia.

Por ello, es fundamental contar con la protección adecuada y, así, poder desempeñar tu labor de la mejor forma posible. De hecho, al contar con esta protección el mayor beneficiado es el paciente. El médico va a poder ejercer su labor de forma tranquila sin preocupaciones. Por lo contrario, se podría alterar el buen desempeño de la labor médica a consecuencia de ciertos temores o dudas respecto a las posibles reclamaciones que pueda hacerse frente.

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe