Saliente de guardia

Saliente de guardia: qué esperar de las guardias médicas

9 minutos

Las guardias médicas son una práctica habitual de los primeros años de carrera laboral. Son una modalidad de trabajo para poder dotar de cobertura del servicio médico los 365 días del año, las 24 horas al día. Por lo general, están formadas por residentes bajo el mando de especialistas médicas a cargo de los diferentes servicios.

Principalmente, las guardias se realizan en áreas determinadas como pueden ser urgencias, ucis, hospitales, geriátricos, institutos psiquiátricos, entre otras instituciones. Por ello es importante conocer las funciones que debe desempeñar un médico de guardia, como las propias del jefe de guardia, así como las dolencias relativas a la guardia.

Las funciones de las guardias médicas

En primer lugar hay que señalar que las guardias pueden ser de 24 horas o 12 horas. No obstante, lo habitual es que estos turnos sean de 24 horas y rotativos cada 5 o 6 días., donde deberá de realizar las siguientes funciones:

  • Mantener la asistencia médica de los pacientes ingresados y de aquellas urgencias que lo demanden. El médico no puede negar la admisión de un paciente sin un examen médico previo.
  • El médico podrá derivar a pacientes cuando lo crea conveniente. No obstante. se deberá reflejar dicha derivación en el Libro de Guardia y en Historia Clínica.
  • Deberá de realizar sus tareas en los horarios establecidos y no podrá desempeñar otra función en su día de guardia
  • En el caso de que el médico deba de atender una urgencia dejando de lado sus tareas propias de su actividad, deberá de quedar la guardia cubierta por otro profesional, al igual que si el médico de guardia debe de abandonar el centro hospitalario
  • El médico de guardia deberá de atender los partos de aquellas pacientes en periodo expulsivo, aunque, no deberá conducir el parto.
Saliente de guardia

La figura del jefe de guardia

En todas las instituciones en las que existan guardias físicas el gerente designará un jefe de guardia a proposición de la Dirección médica del centro. El designado será la máxima autoridad asistencial en el centro hospitalario en ausencia de los órganos de dirección.

Características y funciones

  • El jefe de guardia tiene unas funciones diferentes a la que presenta el médico de guardia, que son fundamentales conocer en el caso que te toque desempeñar estas funciones.
  • El médico debe de velar y asegurar el correcto funcionamiento del hospital, siguiendo la normativa  del hospital y por el correcto desenvolvimiento del proceso asistencial
  • En situaciones de emergencia, el médico deberá de tomar las decisiones que crea necesarias para solventar la situación los planes del hospital o, en su defecto, su propio criterio si no están estipulados.
  • Redactar el parte de incidencias del Centro
  • Coordinar la relación con las Fuerzas de Seguridad del Estado e Instituciones pertinentes, así como, prestar una colaboración total con la administración de Justicia. Además deberá de coordinar los traslados de los pacientes
  • Informar a los servicios de vigilancia epidemiológica si el caso lo precisa.

No obstante, para optar a este puesto el médico deberá de cumplir una serie de requisitos. Se deberá acreditar una permanencia superior a dos años y formar parte de la pertinente guardia de presencia física.

Síndrome del saliente de guardia

El Síndrome de Saliente de Guardia es una enfermedad que suele aparecer en aquellos profesionales que realizan guardias con una duración superior a 36 horas de servicio. Esta dolencia suele aparecer tras periodos prolongados, normalmente, en profesionales de 24 a 40 años.

No obstante, hay que tener en cuenta que su diagnóstico es exclusivamente clínico y no necesita pruebas complementarias. Tiene una duración estimada de 3 a 5 años y según los últimos estudios se diagnostican 3.200 casos nuevos cada año. De hecho, no existe tratamiento pero la dolencia acaba remitiendo. Los principales síntomas son fatiga, falta de sueño y cansancio, estos síntomas pueden paliarse con mejores sistemas de organización con guardias más flexibles personalizadas a las características del profesional médico. Sin embargo, no se puede señalar un remedio concreto para tratar esos síntomas después de una guardia de 24 horas. La clave para poder tratarlo radica en una buena organización del trabajo y una adaptación de cada puesto de trabajo a las características de cada profesional sanitario. 

En conclusión, las guardias son una práctica habitual dentro de la carrera del profesional médico, por lo que es fundamental conocer su idiosincrasia particular para poder ejercerla de forma segura y de la mejor forma posible para el médico, con la retribución adecuada y los conocimientos correspondientes para el buen desempeño de su labor

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe