tecnologías disruptivas medicina

Tecnologías disruptivas en la medicina

9 minutos

Como ya te comentamos en artículos anteriores, la tecnología llegó para cambiarlo todo, genera grandes cambios en el modo en el que se resuelven las cosas y, por tanto, recibe el nombre de tecnología disruptiva médica. En el campo de la medicina, su presencia es cada vez más notoria y necesaria.

Este término fue acuñado por Clayton M. Christensen en el año 1995 en uno de sus artículos sobre la tecnología disruptiva, en el que se hablaba de fomentar su inversión por las exigencias futuras de los clientes.  

Algunos de los cambios que ha generado hasta ahora, se centran en la digitalización de la salud, en la intrusión de la inteligencia artificial, la creación de startups del sector healthtech, la telemedicina… entre otras. Todos estos cambios han aparecido para quedarse debido a los beneficios que aportan, las facilidades que presentan y a los buenos resultados que proporcionan en diagnósticos y tratamientos de los pacientes.  

¿Qué es la tecnología disruptiva en la medicina?

Se conoce como tecnología disruptiva médica aquella que deja a un lado procesos anteriores, del mismo modo que ha pasado a lo largo de la historia con otros grandes inventos como la imprenta o las luces led.

Hoy día, las tecnologías disruptivas médicas se encuentran en el entorno de la salud sujetas al mundo digital y a los últimos avances de la robótica. Estos dos ingredientes dotan de grandes beneficios a la actividad de los médicos.

tecnologías disruptivas medicina 2

Cuando nos centramos en este asunto, dentro de la medicina, cabe destacar otra serie de inventos, los cuales se suman a los mencionados anteriormente. Estos son la anestesia, los antibióticos, la córnea sintética, el estereoscopio, el endoscopio, etc. Transformaron el desarrollo y la historia de la medicina mientras colaboraban en mejorar la salud de las personas.   

¿Cuál es su presencia en el entorno de la salud?

Como acabamos de mencionar, estas innovaciones en los centros de salud y hospitales traen consigo numerosas ventajas. Esta ayuda puede afectar de diversas maneras:

  • Uno de los primeros aspectos que corroboran su utilidad, es la correcta organización de documentos de pacientes en centros de salud y hospitales, ya que se clasifica mejor. La nueva gestión de las agendas médicas agiliza la actuación ante enfermedades.
  •  Estos avances tecnológicos también nos ayudan a curar o eliminar las enfermedades que padecen los pacientes.
  • Esta mejora está presente en los aparatos y herramientas centradas en el diagnóstico, de una manera más eficaz y precisa.
  •  La calidad de vida es otro de los asuntos que se ven beneficiados. El progreso en el trasplante de órganos y la implantación de prótesis son mecanismos que garantizan mejoras en el día a día de los pacientes.

Ejemplos de tecnologías disruptivas:

  •  La telemedicina se conoce como la prestación de servicios médicos gracias a las Tecnologías de la Información y la Comunicación. Esta práctica facilita a los médicos desarrollar su labor a distancia, pudiendo atender a sus enfermos en cualquier momento y lugar.
  • El internet de las cosas hace que se tenga un mayor control sobre el estado médico de uno mismo y los posibles diagnósticos, ya que, según la Comisión Europea, más de 1.800 millones de personas emplean su teléfono móvil con fines médicos.
  •  La robótica sustituirá en ocasiones a los asistentes sanitarios por su alta precisión a la hora de realizar tareas, mientras que se reduce el margen de error.
  •  La inteligencia artificial ha sido capaz de colaborar en la obtención de diagnósticos, así como en el tratamiento de enfermedades y desarrollo de fármacos. Por lo que el paciente recibirá un trato más personalizado y profesional, gracias a ciertos algoritmos informáticos.
  • No debemos olvidar que la impresión 3D proporciona a las personas la capacidad de poder disponer de órganos y tejidos en 3D, los cuales son, sin duda, el futuro de la regeneración.
  •  Finalmente, la realidad virtual, es de gran utilidad en las operaciones quirúrgicas que precisan de una alta cualificación y precisión. Sin olvidarnos de que estas prácticas también se emplean en ciertos problemas mentales y psicológicos.

Como hemos dicho al inicio del artículo, las tecnologías disruptivas han llegado para quedarse. Siguen generando grandes cambios en el proceso de digitalización de la salud. Del mismo modo, colaboran en la organización, detección de enfermedades y desarrollo de diagnósticos, manteniendo siempre la intención de mejorar la calidad de vida de la sociedad.  

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe