travellingcoupleluggage_20150810_wideLas principales incidencias en los viajes de verano son los accidentes y los problemas de salud (47 %), las anulaciones del viaje (34,4 %), los problemas con los equipajes (11 %), las pérdidas de servicios contratados (4,5 %) y los problemas con los medios de transporte (2,6 %), entre otros. Solo con un seguro de asistencia en viaje se pueden recuperar los gastos que suponen todas estas incidencias.

El verano es el momento del año con mayor movimiento turístico en España. Según un estudio realizado por el departamento de Business Analytics de la correduría InterMundial, el 47 % de las incidencias en los viajes de verano se deben a accidentes del viajero o de un familiar de primer o segundo grado, problemas de salud -en concreto enfermedades contraídas, accidentes del viajero o de un familiar de primer o segundo grado-, así como a fallecimientos de familiares de primer o segundo grado. Si la incidencia sucede dentro de la UE, se puede utilizar la tarjeta sanitaria europea, pero ésta no cubre centros privados, traslados, ambulancias, hospitalizaciones ni repatriaciones. Por otro lado, en ciertos países la situación se agrava, ya que no existe sanidad pública y los costes de los servicios médicos son muy elevados. En los países tropicales hay mayor riesgo de contraer algún tipo de infección, lo que duplica el número de viajeros que precisan cuidados médicos.

El estudio también revela que el 5 % de los viajeros accidentados o enfermos necesitan ser repatriados. La mayor parte de las repatriaciones se producen por accidentes de tráfico, caídas, torceduras de extremidades inferiores e infecciones agudas. Los gastos de la repatriación pueden ser muy elevados, ya que, en muchos casos, se utilizan aviones, ambulancias u otros medios de transporte con personal médico acompañando al viajero si fuera necesario. Dependiendo de la patología y de los medios que se necesiten el coste de una repatriación varía entre los 3.000 y los 50.000 euros.

La segunda incidencia más común en los viajes de verano es la cancelación del viaje. Las causas más habituales son de nuevo los problemas de salud, los accidentes del asegurado y sus familiares, las intervenciones quirúrgicas, las causas laborales -bien sea por la incorporación a un nuevo puesto de trabajo, el traslado o cambios vacacionales-, los trámites administrativos, los suspensos de asignaturas de los hijos, las averías de sus vehículos o la no concesión de visados.

A continuación destacan los problemas con los equipajes (11 %), bien sean por daños en las maletas, la demora en la entrega, el robo o la pérdida definitiva. La pérdida de servicios contratados (4,5 %) es la siguiente incidencia más común en los viajes de verano, ya sea por pérdidas de conexiones en los vuelos, por overbooking, o por interrupción de las vacaciones. Por su parte, los problemas de transporte suponen el 2,6 % de las incidencias, y son sobre todo demoras, cancelaciones o pérdida de enlaces por retraso del medio de transporte. Por último, un 0,9 % de las incidencias fueron los problemas con los visados, la interrupción de la estancia, y la prolongación de estancia en el hotel.

Acabamos de ver las incidencias más comunes que pueden producirse durante los viajes de verano, para que tengas en cuenta todos los riesgos posibles a la hora de preparar las vacaciones de tu vida. Desde Uniteco Profesional podemos asesorarte en la contratación de un seguro de asistencia en viaje, para que elijas el que más se adapte a tus necesidades y a las características del mismo. Y recuerda, si ya eres cliente tienes a tu disposición un seguro de este tipo de forma totalmente gratuita. Llámanos al 91 504 55 16 o contacta a través del correo electrónico info@uniteco.es