UNITECO PROFESIONAL Telf: 912 06 12 00 - 912 12 13 80

Día Mundial Contra la Meningitis: qué es y cómo prevenirla

La Meningitis, meningocócica como es su nombre científico, es una enfermedad poco frecuente, pero muy grave, tanto por la rapidez con la que evoluciona como por sus consecuencias: en un 10% de los casos es mortal.  

Esta enfermedad es la inflamación del tejido delgado que rodea el cerebro y la médula espinal, llamada meninge. Existen varios tipos de meningitis. La más común es la meningitis viral, que ocurre cuando un virus penetra el organismo a través de la nariz o la boca y se traslada al cerebro. La meningitis bacteriana es poco frecuente, pero puede ser mortal. Suele iniciarse con bacterias que causan infecciones parecidas a la gripe, llegando a ocasionar un ataque cerebral, sordera y lesiones cerebrales. También puede dañar otros órganos. Las infecciones por neumococo y las infecciones meningocócicas pueden causar meningitis bacteriana. 

¿Quiénes pueden contraerla? 

Cualquier persona puede contraer meningitis, pero es más común en las personas con sistemas inmunitarios débiles, sobre todo en los niños. Un tercio de los niños que sobreviven sufre graves secuelas, que van desde el retraso psicomotor hasta la ceguera, sordera, epilepsia e, incluso, amputaciones.  

La forma de transmisión es de persona a persona, mediante secreciones respiratorias o de la garganta, al toser, estornudar, dar besos y al compartir cubiertos, motivo por el cual se recuerda la necesidad de extremar las medidas higiénicas para reducir el riesgo a contraer esta enfermedad, que se previene fundamentalmente con el lavado de manos. 

En España, entre el 2018 y 2020, se registraron 412 casos de meningitis entre adultos y niños, de los cuales, 386 pudieron confirmarse. La tasa de mortalidad fue del 10 %, y muriendo 41 personas en total, según datos de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica que coordina el Instituto de Salud Carlos III de Madrid. 

Principales síntomas 

La meningitis puede agravarse de forma muy rápida,; si presenta alguno de los siguientes síntomas, debe buscar atención médica de inmediato. 

  • Una fiebre súbita 
  • Dolor de cabeza fuerte 
  • Rigidez en el cuello 
  • Náuseas o vómitos 

Cómo se puede prevenir 

Un tratamiento temprano puede ayudar a prevenir problemas graves, incluyendo la muerte. Para diagnosticar la meningitis, existen exámenes que incluyen un análisis de sangre, pruebas de imágenes y una punción espinal para examinar el fluido cerebroespinal. También, es de vital importancia mantener una higiene adecuada, principalmente el lavado de manos. 

Para la meningitis bacteriana, existen antibióticos que la pueden tratar. De igual forma, las medicinas antivirales pueden ayudar con algunos tipos de meningitis virales. Otras medicinas pueden ayudar a tratar otros síntomas. 

Para los más pequeños, existen cinco inmunizaciones para hacer frente a todos los tipos de meningitis causadas por bacterias que ocurren en la edad pediátrica: la Haemophilus influenzae tipo B, meningococo C y, desde el año 2016, la del neumococo. Gracias a estas inmunizaciones, la meningitis es más prevenible que nunca.