El Gobierno aprueba el nuevo Real Decreto para la distribución de seguros

El Gobierno aprueba el nuevo Real Decreto para la distribución de seguros

El Consejo de Ministros ha aprobado un Real Decreto Ley en el cual se incluye la trasposición de la Directiva de Distribución de Seguros y Reaseguros (IDD) y la trasposición parcial de la Directiva sobre actividades y supervisión de Fondos de Pensiones de Empleo. Asimismo, incluye la transposición parcial en el ámbito de seguros y fondos de pensiones de la Directiva de fomento de la implicación a largo plazo de los accionistas.

Esta nueva norma de Distribución de Seguros se orienta al “incremento de la protección y la seguridad jurídica de los asegurados en la comercialización de los productos aseguradores y a mejorar la información a los asegurados, en la contratación y en el momento del siniestro”.

La norma afecta a todos los canales de distribución por igual. Desde ahora, todos los canales tendrán los mismos requisitos, lo cual indica que la norma afecta a todas las entidades aseguradoras y sus empleos; más de 72.000 agentes de seguros y 5.040 corredores supervisados por la DGSFP y las CCAA.

Asimismo, a raíz de estos nuevos cambios se regulan dos tipos de distribuidores: el mediador de seguros complementario, que ofrece coberturas ligadas a un producto no asegurador, como, por ejemplo, el seguro de un vehículo ligado a su alquiler; y los comparadores de seguros, que a partir de ahora deberán ser mediadores de seguros.

Otra novedad importante son los conceptos de ventas vinculadas y combinadas; cuando se ofrecen productos de seguros junto con otros servicios, como, por ejemplo, la venta de un seguro de Vida vinculado a una hipoteca. En estos casos, el distribuidor de seguros deberá informar si los distintos componentes pueden adquirirse o no de forma separada e indicar los correspondientes costes y gastos de cada componente por separado.

Estas modificaciones traen consigo nuevos requisitos de gobernanza de productos, tales como la exigencia de disponer de procesos internos para el diseño, aprobación y control de los seguros que se distribuyen; también, de identificar el mercado para el que se propone el producto segmentando el público objetivo, para que se venda a los clientes apropiados.

También incluye la obligación de gestionar los fondos de los clientes a través de cuentas completamente separadas del resto de recursos económicos del mediador.

Por último, refuerza la supervisión de la DGSFP y la coordinación entre los supervisores de seguros europeos, instaura un nuevo régimen de infracciones y sanciones más elevadas (conforme a la IDD) y regula procedimientos de denuncia (whistleblowing) sobre infracciones en materia de distribución de seguros, fomentando la colaboración de los profesionales que trabajen en el sector, sin que ello implique riesgos laborales para los que comuniquen irregularidades.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies