El Tribunal Supremo obliga a pagar horas extra en las guardias

El Tribunal Supremo obliga a pagar horas extra en las guardias

El Tribunal Supremo obliga a las empresas a pagar las horas extra también en las guardias, cuando se produce un exceso de jornada. Es así como el tiempo de presencia será considerado tiempo efectivo de trabajo y afectará a diferentes sectores, entre ellos, el sanitario.

El expediente, de 10 de diciembre de 2019, aplica por primera vez el criterio del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE): “El tiempo de guardia de un trabajador que pasa en el marco de las actividades que realiza para un empresario debe calificarse como tiempo de trabajo”, subraya el fallo europeo. El Supremo recoge este fallo y crea un nuevo criterio sobre la retribución de las guardias de trabajo: “O se trabaja o se descansa, no se admiten graduaciones”, añade la Justicia

El Supremo emplea la normativa europea sobre el convenio colectivo de aplicación, por lo cual, anula y rechaza “la posibilidad de descontar la retribución de las guardias de presencia física de atención continuada con un complemento salarial” pactadas en convenios.

El Tribunal Supremo rechaza un recurso de casación y ratifica un fallo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria (TSJC). El TSJ subraya que “o se trabaja o se descansa, no admitiéndose graduaciones, de modo que los tiempos de espera, de disponibilidad, de localización, o son tiempo de trabajo o son tiempos de descanso, no pudiéndose admitir una categoría intermedia”.

La demanda de los conductores de ambulancia

Los trabajadores de la empresa Ambuibérica presentaron una demanda en la que exigían que se reconociera a 250 empleados del transporte sanitario de Cantabria, adscritos al 061, la consideración de horas extra al exceso de jornada de los años 2017 y 2018, ocasionado por el llamado tiempo de guardia en espera y que estaba remunerado como plus de emergencia. Esta retribución se encontraba por debajo de la hora normal de trabajo. La demanda estaba dirigida por el letrado de USO, Eduardo Porcelli.

La sentencia, cuyo ponente ha sido el magistrado de la sala de Lo Social, Antonio Sempere, exige que Ambuibérica compense a cada trabajador afectado, por el exceso de jornada de 210 horas, desde enero de 2017. En total 105.000 horas extraordinarias. Según los sindicatos, este exceso de horas extra supondría la contratación de 30 trabajadores cada año.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies