Investigadores crean una máquina que mantiene ‘vivos’ hígados humanos hasta una semana fuera del cuerpo

Investigadores crean una máquina que mantiene ‘vivos’ hígados humanos hasta una semana fuera del cuerpo

Investigadores del Hospital Universitario de Zúrich, ETH Zúrich, Wyss Zúrich y la Universidad de Zúrich, en Suiza, han logrado desarrollar una máquina que repara hígados humanos dañados y los mantiene vivos fuera del cuerpo durante una semana, según una publicación realizada por la revista científica Nature Biotechnology.

Hasta el momento, los hígados podían mantenerse de forma segura fuera del cuerpo durante unas pocas horas. Ahora, gracias a esta nueva tecnología de perfusión, los hígados, incluso dañados, pueden mantenerse vivos fuera del cuerpo durante una semana.

Con este importante avance se puede aumentar la cantidad de órganos para trasplantes y lograr salvar a pacientes con enfermedad hepática grave o cáncer, ya que los hígados lesionados de personas fallecidas, inicialmente no aptos para su uso en trasplantes, pueden recuperar la función completa mientras se perfunden en la nueva máquina durante varios días.

Esta tecnología tiene como base un sistema de perfusión complejo, que imita la mayoría de las funciones corporales centrales cercanas a la Fisiología.

“El éxito de este sistema de perfusión único, desarrollado durante un período de cuatro años por un grupo de cirujanos, biólogos e ingenieros, allana el camino para muchas aplicaciones nuevas en trasplantes y medicamentos contra el cáncer que ayudan a los pacientes sin injertos de hígado disponibles”, explica el profesor Pierre-Alain Clavien, presidente del Departamento de Cirugía y Trasplante del Hospital Universitario de Zúrich (USZ).

En 2015, cuando el proyecto comenzó, los hígados solo podían mantenerse en la máquina durante 12 horas. La perfusión exitosa de siete días de hígados en condiciones no tan buenas ahora permite una amplia gama de estrategias, por ejemplo, reparación de lesiones preexistentes, limpieza de depósitos de grasa en el hígado o incluso regeneración de hígados parciales.

El proyecto Liver4Life se desarrolló bajo el paraguas del instituto Wyss Zurich, que reunió los conocimientos técnicos altamente especializados y el conocimiento biomédico de expertos del Hospital Universitario de Zurich (USZ), ETH Zurich y la Universidad de Zurich (UZH).

La importante labor de los médicos e ingenieros

“El mayor desafío en la fase inicial de nuestro proyecto fue encontrar un lenguaje común que permitiera la comunicación entre los médicos e ingenieros”, explica Philipp Rudolf von Rohr, profesor de Ingeniería de Procesos en ETH Zurich y colíder del junto al profesor Clavien.

Seis de cada diez hígados humanos perfundidos y rechazados para el trasplante por todos los centros en Europa lograron recuperar su plena función después de una semana de perfusión en la máquina, según muestra el estudio.

El siguiente paso será usar estos órganos para el trasplante. Esta tecnología propuesta abre un gran camino para muchas aplicaciones que ofrecen una nueva vida para pacientes con enfermedad hepática o cáncer en etapa terminal.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies