¿Qué está pasando con las reclamaciones millonarias a los médicos?

¿Qué está pasando con las reclamaciones millonarias a los médicos?

En los últimos años hemos visto cómo las reclamaciones contra médicos han aumentado en cantidad, además de que los juzgados están otorgando indemnizaciones mayores a los pacientes.

Desde la aplicación del Nuevo Baremo en 2016 la cantidad indemnizatoria tras una reclamación médica ha aumentado hasta en un 65%. Desde hace ya dos años el sector sanitario está recibiendo más reclamaciones de lo habitual, unas reclamaciones que están trayendo a una inseguridad a los médicos que, en ocasiones, no se encuentran protegidos en el desarrollo de su profesión.

Fue muy sorprendente cuando el año pasado un traumatólogo fue condenado a pagar una indemnización de 2 millones de euros a su paciente, una gimnasta profesional que, tras una imprudencia del doctor, acabó con la pierna amputada. Nos encontrábamos ante una de las primeras condenas millonarias, que además acarrearon cárcel e inhabilitación para el facultativo que la trató.

Pero esta condena no ha sido un caso aislado. Aunque en 2017 hubo muchas reclamaciones que no acabaron en condena, ha sido el 2018 el que ha traído las mayores indemnizaciones por parte de los facultativos. En abril de este año la Audiencia Nacional condenó a un médico a pagar 1,2 millones de euros a un niño por una negligencia médica que acabó con el menor tetrapléjico, ciego y con retraso madurativo por encefalopatía.

También ha sido este año cuando nos hemos encontrado con la mayor condena a la sanidad pública en España. Saltaba la noticia hace ya dos meses: Canarias pagará la mayor indemnización por negligencia médica en España. Una cantidad de 1,3 millones de euros que el Servicio Canario de Salud tendrá que pagar por errar en el diagnóstico de un feto que padecía el síndrome de Lesch- Nyhan.

Pero, ha sido este último mes de noviembre, el que ha hecho que salten todas las alarmas y preocupaciones de los médicos. Las noticias de condenas millonarias han inundado los medios de comunicación del sector este mes. Hace quince días nos encontrábamos con que un radiólogo era condenado a pagar un millón de euros por errar en la lectura de una resonancia, un hecho que provocó que no pudieran establecer el tratamiento adecuado para un paciente que padecía un ictus.

También la semana pasada pudimos ver como un médico era condenado a pagar 500.000 euros a un paciente que dejó sin movilidad en los brazos tras la extirpación de tres pólipos. El facultativo fue acusado de varias negligencias.

Esta semana, para terminar, también ha dejado una condena que ha supuesto mucho revuelo por el hecho de que una clínica ha sido condenada a pagar 3 millones de euros de nuevo por negligencias médicas en la asistencia de un parto.

Como ven, son muchas las sentencias con condenas altísimas que están sufriendo los médicos. ¿Cuál es nuestra recomendación?, la de siempre: estar protegido por verdaderos profesionales del sector, que sepan dar protección jurídica, además de saber dimensionar cada póliza en función de su riesgo.

También te interesará

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información

ACEPTAR
Aviso de cookies