correUn corredor de seguros es una persona que actúa como intermediario entre las compañías aseguradoras y los clientes. Un corredor, o una correduría en general, es una de las figuras más desconocidas dentro del sector de los seguros. Lo que la gente desconoce de estos perfiles las innumerables ventajas que tiene el contratar una póliza a través de una correduría, en lugar de hacerlo directamente con la compañía:

  • Independencia total y asesoramiento personalizado: Una correduría de seguros tiene total independencia para escoger las necesidades que se ajustan al cliente. Al poder ofrecer cualquier tipo de seguro de cualquier compañía, se ciñen a cubrir minuciosamente todas las peticiones que el cliente quiere proteger. De esta manera, el tomador que contrata la póliza a través de la correduría, tendrá acceso a los mejores productos y condiciones existentes en el mercado ya que, como el corredor no se debe a ninguna aseguradora, tiene total disponibilidad para trabajar y negociar las peticiones del cliente con quien las pueda ofrecer mejor

 

  • Representación frente a la aseguradora: Una de las funciones básicas del corredor es representar y defender estrictamente los intereses del cliente frente a las aseguradoras. El corredor negociará cualquier problema que haya entre la compañía y el cliente por el bien de ambos.

 

  • Experiencia y conocimiento pleno: En una correduría de seguros se dispone del conocimiento y la experiencia única para desarrollar el trabajo. Un trabajo donde lo que se busca es satisfacer de pleno las necesidades del cliente. Los corredores son formados en materia financiera, legislativa y aseguradora para poder conseguir estos objetivos.

 

  • Servicio post- venta: Una correduría de seguros no se limita a vender un seguro y dejar al cliente. Le asiste de manera constante, revisando que la póliza sigue adaptada a sus necesidades y pendiente de las novedades legislativas que pueden ocasionar problemas que no están cubiertos. También ayudan al cliente en la gestión de la tramitación de los siniestros.

 

  • Sin coste adicional: A pesar de todo el trabajo que conlleva este proceso, el corredor no supone ningún gasto para el cliente ya que es la compañía aseguradora con la que se contrate la póliza la que otorga un tanto por ciento al corredor que ha tramitado el seguro