Sesiones clínicas

Cómo hacer una buena sesión clínica

9 minutos

El mundo sanitario está en constante cambio y actualización, y es necesario estar al día de las novedades que van sucediendo. Por ello, las sesiones clínicas se destapan como una herramienta clave para el personal sanitario. Son esenciales para la formación continua del profesional. Son una de las principales fuentes de creación de conocimiento para estar actualizado de los avances en tratamientos y diagnósticos de las diversas enfermedades. Por eso, como médico, es fundamental conocer y saber cómo funciona esta herramienta tan útil.

¿Qué es una sesión clínica?

Se podría definir la sesión clínica como la discusión entre los integrantes de un equipo médico sobre un caso particular del paciente, donde se tiene en consideración la historia clínica del enfermo.

Este procedimiento es muy útil para la toma de decisiones, la orientación del tratamiento o para la actualización de los conocimientos del tema a tratar. Es la descripción disertada de un paciente, o grupo de pacientes, que se convierten en “caso”.

Sesiones clínicas, ¿qué es?

¿Para qué sirven las sesiones clínicas?

La difusión de conocimientos es un aspecto fundamental en el mundo sanitario. Es la mejor manera que tienen los médicos para discernir una situación concreta en un contexto clínico determinado y con finalidad analítica, evaluativa y reflexiva. Las principales utilidades de realizar una sesión clínica son:

  • Encontrar respuestas en un debate sobre diferentes casos o aspectos polémicos que sea necesario abordar
  • Ampliar el conocimiento y proporcionar información sobre determinados casos al resto de presentes
  • Fomentar la formación continuada de los componentes de la sesión clínica. Asimismo para los residentes es una labor formativa y evaluable. Esto les permite integrarse en el contexto laboral en el que se está realizando su formación
  • Estimular un ambiente sano de compañerismo y colaborar al conocimiento interpersonal.

¿Qué elementos son necesarios en una sesión clínica?

La sesión clínica se centra en la presentación de un caso clínico, es decir, un paciente con una enfermedad o problema de salud que presenta incógnitas y dudas del diagnóstico o tratamiento del enfermo. Por tanto, para poder realizar una sesión debes de contar con una serie de elementos:

  • Es fundamental tener claros los conocimientos sobre el tema en cuestión
  • Saber hacer correctamente búsquedas bibliográficas que te ayuden en la disertación del caso
  • Es indispensable llevar a cabo una lectura crítica de los artículos que reúnas en tu búsqueda
  • No olvidar la medicina basada en la evidencia
  • Es básico saber realizar una presentación y hablar en público de forma adecuada, aunque el público sean los propios compañeros

¿Qué debe incluir el esquema de presentación? 

En otro sentido, hay que destacar que la preparación de la sesión clínica comienza con la búsqueda del caso clínico que se va a desarrollar y exponer. Para ello, es necesario un esquema de presentación del caso clínico. El plano de presentación de una sesión clínica debe de contener:

  • Datos de identificación de la sesión (centro de salud o departamento, profesional que lo imparte, fecha…)
  • Datos de identificación del paciente, asegurando siempre la confidencialidad
  • Motivo de consulta
  • Antecedentes familiares más importantes
  • Antecedentes personales más importantes, aunque no estén relacionados directamente con el problema
  • Historia de la enfermedad actual
  • Descripción que origina que este caso sea expuesto en sesión clínica
  • Discusión con todo el equipo
  • Posibles soluciones a los problemas detectados y la actitud seguida por el profesional que expone el caso
  • Diagnóstico final

Sin embargo, las sesiones clínicas se han convertido en una herramienta básica para el trabajo de los doctores y personal sanitario. Asimismo, son una de las actividades más y mejor valoradas por los médicos. Las sesiones clínicas son de carácter periódico y marcadas por un ambiente distendido e informal. Si queremos que sea efectivo,  debe de haber un ambiente cómodo y sano para que los asistentes a la sesión puedan actuar de forma espontánea. Se deben de evitar los temas superfluos y se ha de mantener un ambiente de participación atractivo en el que todos se sientan motivados a participar.

En definitiva, las sesiones clínicas son una de las mejores herramientas, sino la mejor fuente de generación de conocimiento para estar al tanto de los avances diagnósticos y tratamientos de las diversas enfermedades. Por ello, como profesional de la salud, es de vital importancia conocer y dominar esta herramienta tan útil.

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe