postoperatorio

¿Qué debes de tener en cuenta a la hora de monitorizar el postoperatorio?

10 minutos

El postoperatorio es un periodo clave en la recuperación del paciente, por ello los profesionales sanitarios deben dedicarle el tiempo que se merece. Es fundamental que el médico transmita al paciente la importancia de llevar a cabo todos los tratamientos pertinentes de la mejor forma posible. En caso de fracasar este proceso puede desembocar en complicaciones para los pacientes. 

Fases del postoperatorio 

El postoperatorio se puede dividir en cuanto al tiempo que ha transcurrido desde la operación:

  • Inmediato: Se controlan los signos vitales, tensión arterial, pulso, respiración. Esto supone valorar la permeabilidad de las vías aéreas para descartar cualquier tipo de obstrucción. Asimismo se tendrá en cuenta la aparición de hemorragias tanto interna como externas que repercutirá en la frecuencia de pulso y en los valores tensionales.

La respuesta diurética inicial permite la obtención de información adicional del estado hemodinámico, hidratación y la posible presencia de un fallo renal agudo.

  • Mediato: En esta etapa se dotará de atención al control de los desequilibrios, diuresis, fiebre, alteraciones hidroelectrolíticas y comienzo de la función intestinal.
  • Alejado: Se prioriza el control de la evolución de la cicatrización y de la evolución de la enfermedad tratada. En este sentido, la duración está determinada por la clase de operación y por las complicaciones.

Seguimiento médico durante el postoperatorio

Cuando una persona se somete a una intervención quirúrgica, es normal que presente un cierto grado de ansiedad, provocado por el desconocimiento. Por ello, es necesario que el doctor aporte toda la información sobre la cirugía y los pasos a seguir antes y después de la operación para minimizar al máximo el estrés y los riesgos.

Es fundamental la confianza del paciente en el médico. El profesional es el único puede aclarar cualquier duda que inquiete al paciente y generar confianza y seguridad. Una vez que el paciente decida a realizarse una intervención quirúrgica se deberá realizar un estudio personalizado de su caso. El control y seguimiento de la operación es básico para poder detectar cualquier tipo de problema que pueda darse después de pasar por el quirófano.

Un correcto seguimiento ayuda a controlar la evolución del paciente. De esta manera, se puede prever, con la mayor antelación, cualquier situación que pueda afectar al paciente. Por ello, el paciente debe acudir rigurosamente a las citas de control que el profesional programe para el seguimiento de su cirugía.

postoperatorio

¿Qué recomendaciones debe de dar el médico al paciente?

El cuidado del postoperatorio es una parte muy importante del proceso de la cirugía, y es fundamental respetar el reposo. Por ello el médico debe de prestar una serie de recomendaciones al paciente para fomentar la mejor recuperación posible. Para ello es necesario aconsejar al paciente los siguientes procedimientos:

  • Protección de la herida de movimientos bruscos, ayudará a evitar el dolor y favorecer la movilización
  • Masajes de drenaje linfático
  • Alimentación correcta
  • Pautar revisiones y recomendaciones para seguir en el domicilio
  • Conocer los antecedentes personales y el tratamiento habitual para prevenir el desarrollo de complicaciones postoperatorias.
  • Saber las complicaciones postoperatorias más frecuentes
  • Comprender el tipo de cirugía, tipo de anestesia, y de los factores propios de cada paciente.

¿Cuales son los cuidados postoperatorios?

Dependiendo del tipo de intervención y la etapa en la que se encuentre el paciente el postoperatorio requerirá de unos cuidados determinados.

  • Postoperatorio inmediato: Estos cuidados se hacen normalmente en URPA, donde se sigue un protocolo concreto.
  • Postoperatorio mediato:  En esta etapa el objetivo será fomentar la autonomía del paciente y la readaptación a su medio.

Una vez determinado el estado del postoperatorio es necesario realizar una valoración inicial del paciente para conocer en qué estado se encuentra y qué necesidades requiere. Por ello hay que valorar una serie de datos a tener en cuenta:

  • Verificar la identidad del paciente.
  • Acompañar y acomodar al paciente a su habitación según la intervención que le han realizado.
  • Dotar de intimidad e informar al paciente de los cuidados que se le van a realizar para tranquilizar al paciente.
  • Reconocimiento del nivel de consciencia del paciente y coloración de mucosas y piel.
  • Vigilar signos y síntomas de posible hemorragia.
  • Monitorizar signos vitales y mantener la temperatura corporal por debajo de 36º.
  • Administrar oxigenoterapia si procede
  • Consultar la historia clínica del paciente

Otros cuidados Generales a tener en cuenta en el postoperatorio son:

  • Realizar fisioterapia respiratoria, si procede.
  • Incentivar la movilización precoz y progresiva.
  • Constatar que el paciente ha realizado micción espontánea. Vigilar si existe retención urinaria.
  • Valorar la aparición de náuseas y vómitos.
  • Comprobar la eliminación intestinal y ruidos intestinales.
  • Comenzar tolerancia de forma progresiva, según prescripción facultativa e iniciar el tratamiento pautado. 

El postoperatorio es un proceso casi tan importante como la propia cirugía. Por ello, el médico debe de dotar a esta fase de la importancia que merece y, sobre todo, trasladar al paciente toda la información para que éste sea consciente de la importancia de seguir y llevar a cabo todas las recomendaciones que el médico le paute.

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe