Sistema sanitario

La salud del sanitario y el SNS

9 minutos

El Sistema Sanitario Español está considerado como uno de los mejores del mundo, cuenta con una asistencia médica pública, privada y universal. Se creó en el año 1908 y en sus orígenes los servicios ofrecidos debían ser pagados. Este aspecto ha ido cambiando con el paso de los años. 

Con respecto a su cobertura, y gracias a diversas reformas, fue dispersándose poco a poco hasta que, en el 1989, abarcó el 100% de la población. En este sentido te invitamos a leer nuestro artículo, «La financiación y la sostenibilidad del Sistema de Salud Español», para ahondar más en este aspecto. Hoy en día su financiación se completa en base a los impuestos de la sociedad y con respecto a sus niveles organizativos, el SNS se divide en la administración central; el Ministerio de Sanidad y Consumo, la organización autonómica y las áreas de salud en centros sanitarios.  

¿Qué dice la legislación sobre el sistema sanitario? 

La puesta en vigencia de La Constitución Española de 1978, supuso un paso importante en lo relacionado con los derechos básicos y fundamentales de los ciudadanos. De esta forma, se señaló que el servicio de salud debía ser universal, estar financiado por el Estado y enfocado en garantizar la calidad y la seguridad de los servicios prestados.  

Todo ello, derivó en la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad, la cual define el marco legal en el que se debe mover el Sistema Sanitario, así como los servicios generales que debe proporcionar, las actuaciones sanitarias del sistema de salud o las infracciones y sanciones, entre otros aspectos.  

¿Cuáles son los principios generales del sistema sanitario? 

En este sentido, y como bien dictamina la página oficial del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, el Estado será el gerente del derecho a la salud. De este modo, él será el encargado de supervisar la financiación y de gestionar el sistema sanitario.   

A estos aspectos, deben sumarse los principios sobre los que se sustenta el SNS

  • Accesibilidad y desconcentración. El sistema se organiza en base a un esquema de regionalización sanitaria. De esta manera, se descongestiona la atención que prestan los centros urbanos.  
  • Universalidad de la atención. La población tiene derecho a acceder al servicio sanitario sin distinción sobre la inscripción a la seguridad social o el nivel económico.  
  • Descentralización. Se tiene la intención de que la gestión de los recursos sanitarios sea más democrática.  
  • La base de la atención sanitaria es la atención primaria.  
  • Participación de la comunidad. La población contará con la posibilidad de participar en la organización del sistema sanitario español.  
Sistema sanitario

¿En qué consiste el Sistema Público de Salud? 

Se evalúa que el 90% de la población española se encuentra afiliado al SNS en nuestro país. De tal manera, quedan cubiertas las consultas médicas, todos los gastos de hospitalización y los medicamentos. Los servicios sanitarios públicos en España se dividen en Atención Primaria y Atención Especializada.  

Para poder beneficiarnos del Sistema Sanitario Público, es necesario estar inscrito en la Seguridad Social. Es un procedimiento gratuito y rápido. El siguiente paso será acceder a su centro de salud más cercano para solicitar la Tarjeta Sanitaria

¿En qué consiste el Sistema Privado de Salud? 

En España existen planes de seguros de salud en los que se debe pagar cierta cantidad mensualmente para contar con la asistencia médica y hospitalaria. En general, existen tres tipos de seguros de salud:  

  • Acreditado sin certificación. El más económico, pero con baja cobertura.  
  • Acreditado con coparticipación. Sumado a la baja cuota mensual, se requerirá pagar otros gastos.  
  • Acreditado y privado. Es la opción más cara, pero cuenta con la posibilidad de solicitar reembolsos.  

En definitiva, nuestro Sistema Sanitario Español es uno de los mejores en el mundo. Cuenta con un Sistema Público y Privado para garantizar una cobertura completa dependiendo del tipo de paciente y de sus necesidades. Sin olvidarnos nunca de que el acceso al SNS es uno de los derechos básicos y fundamentales.  

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe