Videoconsulta

Videoconsulta, consejos para esta nueva forma de ejercer la medicina

11 minutos


La irrupción de la pandemia ha revolucionado totalmente el ejercicio de la medicina y, prácticas como la video consulta han cobrado especial importancia y cada vez son más habituales. La video consulta, se ha convertido en el eje central de la atención médica y cada vez es más demandada por los pacientes, ya que facilita la comunicación entre el médico y su paciente, sin importar la localización en la que se encuentre el paciente.

En este sentido, los centros sanitarios y las consultas están invirtiendo mucho tiempo y recursos para estar a la altura de lo que la sociedad solicita. Se están poniendo en marcha herramientas y compartiendo toda la información necesaria para implementar este nuevo método de la mejor manera, pero aún sigue habiendo mucho desconocimiento sobre el tema. 

¿Qué necesito para implementar un servicio de videoconsulta médica?

En primer lugar, es necesario que tanto el médico como el paciente cuenten con conexión a internet y de un dispositivo con cámara que les permita realizar un video, ya sea un ordenador, móvil o tablet etc.

Una vez esté resuelto estas circunstancias, el siguiente paso es determinar qué tipo de solución se utilizará para realizar la conexión médico-paciente:

  • Servicios externos o genéricos de videollamada:

En este grupo se refiere a la llamada realizada a través de un teléfono móvil utilizando servicios de mensajería o plataformas específicas. Por ejemplo plataformas como Zoom, Skype y Google Meet. 

  • Soluciones propias para video consulta médica 

Se refiere a soluciones integradas en el portal utilizado por el paciente ya sea de consulta, centro médico o aseguradora. Esta solución tiene grandes ventajas con respecto a los servicios externos:

  • La información se almacena e integra dentro de la plataforma de gestión del centro médico
  • La conexión se realiza desde el portal del paciente con un solo clic. De esta manera se evita tener que realizar la instalación de un elemento externo, o problemas derivados del funcionamiento o del mal uso de la plataforma.
  • El cumplimiento de los protocolos y reglamentos de seguridad y privacidad que deben de aplicarse al tratamiento de los datos médicos y datos personales del paciente

Cómo realizar una buena videoconsulta médica

La irrupción de la telemedicina ha sido muy positiva tanto para el profesional médico como para el paciente y, en concreto, los beneficios de la consulta médica online son muy abundantes. No obstante, para disfrutar de ellos es necesario tener en cuenta una serie de recomendaciones mínimas que permitan poner en marcha este método en tu clínica o consulta con éxito. 

Antes de empezar a realizar video consultas médicas, el centro sanitario o el profesional sanitario debe de haber estipulado que tipo de consultas realizará en esta nueva modalidad de atención y cuáles no. Una vez aterrizado nuestra forma de trabajar recomendamos una serie de consejos para realizar estas consultas de la mejor forma y más eficiente posible:

  • Comprobar que tu conexión a internet funciona de forma adecuada y asegurarse que está preparada para soportar estas acciones.
  • Antes de iniciar la consulta realizar un repaso previo de la historia clínica del paciente y el motivo de la consulta.
  • Escoger un sitio adecuado para realizar la consulta, hay que recordar que es una consulta similar a una presencial. Por ello debemos elegir un lugar libre de ruido y distracciones que puedan entorpecer la comunicación con el paciente
  • Mantener un aspecto profesional si la conexión se realiza fuera de tu lugar de trabajo.

Video consultas y la protección de datos

El principal problema de esta nueva modalidad de consultas radica en la protección de datos. Se está tratando información muy personal mediante una plataforma como intermediaria, por lo que es esencial asegurarse que se está realizando de forma segura.

Es esencial que la video consulta cumpla con todas las garantías de seguridad en la protección de datos y de la información. Cuando existen plataformas electrónicas de por medio que registran audio y video, hay que asegurarnos que el nivel de seguridad es máximo. Por ello, el uso de las plataformas de comunicación más recurrentes como Skype, Facetime y similares deben de evitarse a toda costa, ya que en ocasiones la mayoría de sus servidores se encuentran fuera de la Unión Europea. El uso de estas plataformas es un riesgo muy grande, ya que existe un peligro de filtración de datos personales.

Para la realización de video consultas debemos usar sistemas seguros, que nos aseguren que cuentan con todas las medidas de protección establecidas por la Ley Orgánica de Protección de Datos. De hecho, deben de contar con un sistema de cifrado de la información desde el punto de entrada al de salida. De esta manera, nos aseguramos que la información no pueda ser interceptada. De lo contrario, corremos el riesgo de incurrir en una infracción grave y una elevada multa. Las multas por no cumplir la LOPD pueden llegar a superar los 60.000€ de cuantía.
En definitiva las video consultas van a ir cogiendo más peso, por ello, hay que darles el crédito que merece, es decir, el mismo que el de una consulta presencial. Se está manejando información personal por lo que hay que tratarlas con gran detenimiento y hacerlas de forma segura. Desde Uniteco somos conscientes que esta nueva tendencia puede generar muchas dudas, por ello realizamos unas sesiones clínicas de Derecho Sanitario sobre los principales problemas y dudas que asolan al profesional sanitario. Te animo a que veas nuestra sesión clínica sobre telemedicina donde abordamos con detenimiento el buen manejo de las videoconsultas.

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe