espina bífida

Espina bífida: últimos avances y actividades científicas

8 minutos

La espina bífida es una alteración que afecta a la columna vertebral y suele empezar a ser evidente desde el nacimiento. Puede aparecer a lo largo de toda la columna vertebral, en el caso de que el tubo neural no llegue a cerrarse del todo. Produce un daño originado, tanto en la médula espinal, como en los nervios.

Los tipos de espina bífida son:

  • Mielomeningocele: el tipo más grave.
  • Meningocele: líquido sale a través de la apertura.
  • Espina bífida oculta: el tipo más leve.  
Espina bífida

El diagnóstico de la espina bífida puede realizarse durante el embarazo o después del nacimiento de bebé. Si padece espina bífida oculta, será definida en el final de la etapa de la infancia o en la edad adulta. Por lo tanto, mantener y proporcionar una atención especializada y eficaz adaptada a cada caso es fundamental. Ya que los pacientes no presentarán la misma sintomatología o gravedad de la enfermedad, según la Federación Española de Asociaciones de Espina Bífida e Hidrocefalia.

Los estudios no han terminado de definir las causas que provocan la espina bífida. Sin embargo, algunos indicios se relacionan con los genes o el medio ambiente como causantes de su existencia. Aunque, como ya se sabe, tomar ácido fólico de manera previa al embarazo y durante los primeros meses, puede disminuir la posibilidad de que una mujer tenga un bebé con espina bífida. 

Últimos avances

Los avances científicos ideados se enfocan en desarrollar procesos terapéuticos que contribuyan en mejorar la presencia de este mal en la sociedad.

  • Cirugía Intrauterina: centra sus esfuerzos en paliar los efectos causados por la espina bífida mielomeningocele. La cirugía intrauterina cuenta con alta dificultad, ya que se basa en la realización de dos operaciones al mismo tiempo. Para su realización, serán imprescindibles numerosos estudios preparatorios, fármacos y equipo especializado.
  • El desarrollo motor de niños con espina bífida: se basa en proporcionar estímulos neurológicos y motores a los niños, con la intención de que puedan caminar desde pequeños.
  • Nutrición prenatal del niño: la investigación analiza los inconvenientes provocados por una malnutrición de vitamina B durante el proceso de gestación, contribuyendo a la malformación del tubo neural.

Actividades científicas sobre la espina bífida

El Eunice Kennedy Shriver National Institute of Child Health and Human Development (NICHD) sigue realizando propuestas y proyectos relacionados con la espina bífida. El NICHD evalúa los aspectos ambientales, neurológicos y genéticos, así como los efectos que tiene esta enfermedad en el desarrollo cognitivo y físico del niño.

  • El Departamento de Perinatología y Embarazo: sus investigaciones se enfocan en la detección y tratamiento de la cirugía uterina en el caso de padecer espina bífida mielomeningocele.
  • El Departamento de Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo: las indagaciones están relacionadas con estudiar los primeros años de la vida del niño con esta enfermedad y en su adolescencia. Los científicos también idean métodos estimulantes de habilidades motoras, averiguar las futuras secuelas de vivir con espina bífida y el desarrollo de habilidades personales con el resto de la sociedad.
  • El Departamento de Biología del Desarrollo y Variación Estructural: sus investigadores comparan los genes en el crecimiento de un feto normal frente a uno que presenta el tubo neural defectuoso.
  • El Departamento de Epidemiología: el Grupo de Investigación sobre Defectos de Nacimiento colabora con investigaciones en los defectos del tubo neural.

Por todo ello, la espina bífida puede ir de grave a leve, por lo que la discapacidad podrá ser mayor o menor. Manteniendo la atención indicada y adaptada a cada caso, un gran número de personas y niños que presenten espina bífida podrán desarrollar muchas actividades productivas.

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe