sistemas de información sanitaria

La importancia de los sistemas de información sanitaria

13 minutos

¿Qué es la información sanitaria?

Antes de abordar la importancia de los sistemas de información sanitaria, es necesario determinar y definir el concepto de información sanitaria. El término información sanitaria hace referencia a la información que directa o indirectamente permite mejorar la comprensión de la salud, así como del impacto que sobre ella ejercen las actuaciones de los servicios sanitarios.

La información sanitaria controla multitud de datos diferentes como mortalidad, morbilidad, factores de riesgo, recursos sanitarios, actividades etc. No obstante, esta información carece de fundamento si no está conectada y se utiliza de base para la toma de decisiones de los distintos niveles y áreas de la estructura sanitaria.

En este sentido, hay que señalar la evolución que ha experimentado la información sanitaria a lo largo del tiempo. En un principio, se centraba en diseñar procedimientos de control para enfermedades infecciosas que se complementa con estadísticas vitales. En cambio, hoy en día esta información es mucho más precisa y compleja sobre más ámbitos sanitarios. Su misión principal es la de servir de apoyo a la gestión de los servicios de salud.

Sin embargo, la evolución y los cambios en los patrones de morbimortalidad y de los hábitos en los países desarrollados ha derivado en una adaptación y modificación de los sistemas de información sanitaria acorde con los verdaderos problemas de salud de la sociedad. De hecho, enfocarse solamente en la información sobre recursos sanitarios y su utilización es insuficiente, ya que las patologías predominantes en la actualidad son enfermedades crónicas e invalidantes.

¿Qué es un sistema de información sanitaria?

Los Sistemas de Información Sanitaria (SIS), surgen como respuesta a la necesidad de establecer un sistema de vigilancia y evaluación del estado de salud de la población. Históricamente se definía como un elemento para la recogida, análisis, procesamiento y transmisión de la información necesaria para la gestión y el funcionamiento de los servicios sanitarios, y también para la investigación y docencia. Por tanto, se pueden diferenciar dos concepciones del SIS:

  • Institución sanitaria: Dentro de un área de salud, la gerencia comprende el Sistema de Información Sanitaria como una herramienta capaz de dotar de una información continua constante del estado de su gestión y de la adecuación del producto ofrecido y los recursos utilizados.
  • Personal sanitario: Entiende al SIS como aquella herramienta que les permite obtener una utilidad asistencial de investigación y docente que les permite realizar la labor de evaluación. En esta línea, la explotación de la información de las historias clínicas y de otros documentos derivados de la atención médica son fundamentales en este subsistema. Es más, su definición más certera es la de sistema de información clínica.

En definitiva, los Sistemas de Información Sanitaria tienen una complejidad muy variable, aunque en todos ellos presentan rasgos comunes que son:

  • Recogida de datos
  • Procesamiento
  • Análisis y transmisión de la información

En este sentido, la explotación de la información de las historias clínicas y de otros documentos derivados de la atención médica es una pieza clave de este subsistema, cuya denominación más acertada debiera ser la de sistema de información clínica.

sistemas de información sanitaria: ¿qué es?

Finalidad y utilidad de los Sistemas de Información.

La finalidad primera de los SIS es informar e intervenir. La información debe de enfocarse a ayudar en la toma de decisiones. La pertinencia del sistema de información no solo se centra en generar multitud de datos, si no en tener la capacidad de proporcionar en tiempo y forma la incorporación adecuada a la persona correcta. Para ello, es necesario que la información esté organizada correctamente, que sea veraz y aceptada por los diferentes actores del sistema.

Cada sistema responde a una necesidad determinada, la cual debería de venir expresada en los objetivos de la política sanitaria. Para ello, es importante establecer una valoración minuciosa de la relación existente entre la información demandada y el coste de obtenerla, la oportunidad y pertinencia de la información solicitada, así como de decisiones posibles. En conclusión, los sistemas de información sanitaria son útiles para:

  • Evaluación de programas de salud que promuevan los principios de equidad, eficacia y eficiencia, además de la planificación sanitaria.
  • Gestión de los servicios sanitarios en búsqueda de la utilización y racionalización de los recursos disponibles.
  • Docencia e investigación. Estos sistemas son fundamentales para la creación de hipótesis etiológicas.
  • Para el conocimiento del estado de salud de la población mediante la vigilancia epidemiológica de las enfermedades y factores de riesgo.
  • Beneficios de los Sistemas de la Información Sanitaria

La implementación de los SIS conlleva beneficios tanto para el personal sanitario fomentando una utilización más eficiente de los recursos económicos. En cambio, en lo que se refiere a la asistencia sanitaria supone una mejora de la asistencia clínica del paciente reduciendo posibles errores que se puedan suceder. Asimismo, acelera el flujo de información convirtiéndola en más fiable y completa para una adecuada toma de decisiones por parte de los profesionales sanitarios.

En este sentido, una de las grandes ventajas de estas herramientas es la posibilidad de la organización y almacenaje de la información para facilitar su acceso. Además, supone una mejora notable de la productividad evitando la repetición de información.  

En definitiva, representan una gran ayuda en la planificación y manejo de los recursos económicos para el buen funcionamiento del hospital a través de la realización de estudios sobre la calidad y eficiencia de la asistencia prestada.

Normativa de los sistemas de información

En España la normativa que rige los sistemas de información sanitaria es la Ley General de Sanidad del 25 de abril de 1986 y la Ley 41/2002, de 14 de noviembre, reguladora de la Ley de Autonomía del Paciente y, de obligaciones y derechos en materia de información y documentación clínica, sin olvidar, las diferentes normativas autonómicas.

Por otro lado, en materia de protección de datos de carácter personal se rige por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, así como las normas dictadas en su desarrollo. Una de las más importantes, por no decir la más, es el Real Decreto 994/1999, de 11 de junio. Por el que se aprueba el Reglamento de medidas de seguridad de los ficheros automatizados que contengan datos de carácter personal.

En definitiva, los sistemas de información sanitaria son herramientas que permiten un ejercicio de la medicina más eficiente ya sea en el ámbito asistencial como en la gestión del centro y de los diferentes recursos que éste presenta. 

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe