Legislación salud mental

La importancia de la legislación en Salud Mental

9 minutos

La nueva Ley de Salud Mental 26657 se centra en los derechos de la sociedad, fue promulgada en el año 2010 y reglamentada tres años después. Años más tarde, en el 2015 fue debatida, pensada, reforzada y confirmada por el Código Civil.  

La legislación sobre la salud mental es imprescindible debido a la vulnerabilidad que presentan las personas con trastornos mentales. Dicho tema se incluye en la  Ley 33/2011, del 4 de octubre, General de Salud Pública. En ocasiones suelen enfrentarse a la discriminación y a la marginación por parte de la sociedad.  

Por otro lado, esta normativa va más allá de los ciudadanos y sus tratamientos. Proporciona un correcto marco legal para tratar temas complejos relacionados con la salud mental, sin dejar a un lado la atención, cuidados de alta calidad, la rehabilitación y el seguimiento pertinente de los enfermos mentales.  

Es importante que un profesional sanitario esté al corriente de la legislación en cuanto a salud mental se refiere. De hecho, es una realidad en el mundo sanitario, y cada vez hay más sanitarios que están en riesgo de sufrir un trastorno mental, como comentamos en nuestro artículo «El 45% de los sanitarios españoles está en riesgo de sufrir trastornos mentales por la pandemia»

¿Cuáles son los puntos clave de la nueva Ley de Salud Mental? 

  • Las personas con trastornos mentales conforman un sector vulnerable de la sociedad
  • La legislación sobre la salud mental es necesaria para proteger los derechos de las personas con trastornos mentales.  
  • Proporciona un marco legal para tratar temas más complejos relacionados con la salud mental.  
  • Un 25% de los países no cuentan con una legislación sobre la salud.  
  • La mayoría de los temas vinculados con este tema pueden encontrarse en un único documento específico o hallarse repartido en diferentes leyes.  
  • La legislación de la salud mental es una parte fundamental de la política en este ámbito, además, proporciona un correcto marco legislativo para lograr los objetivos.  
Legislación salud mental 2

¿Cuáles son los dos enfoques de esta nueva legislación? 

Existen dos maneras de enfocar esta legislación. No en todos los países existe una legislación específica sobre la salud mental. En estos casos todas las disposiciones relativas a las personas con trastornos mentales están inscritas en la legislación general. A esto se le denomina legislación dispersa. Sin embargo, la mayoría de los países poseen una legislación de tipo específico.  

  • Legislación dispersa. Cuentan con la capacidad de favorecer las leyes promulgadas para el beneficio de las personas con ciertos problemas mentales. Su mayor desventaja es la dificultad de asegurar que se cubran todos los aspectos legislativos relevantes para estas personas.  
  • Legislación específica. Se considera fácil de promulgar y adoptar, no siendo necesario derogar o cambiar otras leyes ya existentes. Su proceso de redacción y adaptación proporciona oportunidades para mejorar la conciencia de la sociedad acerca de los trastornos mentales. Sin embargo, estas legislaciones específicas aumentan la segregación de personas con trastornos mentales.  

¿Qué relación existe entre la política de salud mental y la legislación? 

La legislación sobre la salud mental es esencial para complementar y reforzar la política centrada en este tema. Se encarga de proporcionar un marco legal para confirmar la consideración de temas complejos. Existen ciertos aspectos clave entre políticas y legislación:  

  • Derechos humanos: deben ser un elemento clave en el diseño y desarrollo de programas de salud mental. 
  • Integración de la comunidad: la legislación debe garantizar que el ingreso involuntario de ciertos pacientes se produzca en ocasiones puntuales.  
  • Vínculos con otros aspectos: la legislación podrá evitar la discriminación contra ciertas personas con trastornos mentales.   
  • Mejorando la calidad de la atención médica: puede fijar ciertos aspectos relacionados con las condiciones de vida y de tratamiento.  

En definitiva, la nueva Ley de Salud Mental se centra en los derechos humanos de las personas con ciertos trastornos mentales. Esta Ley ha llegado para posicionar a estos ciudadanos como sujetos con derechos, derechos que les fueron negados durante años.  

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe