Yoga para principiantes: ¿qué debe hacer el paciente?

Los beneficios del yoga para la salud

8 minutos

La historia conocida del yoga sitúa su nacimiento hace 5.000 años. Nacida en la India, fue causa de una rebelión de los yoguis, que eran contrarios a pensar que los brahmanes (sacerdotes) eran los únicos capaces de unirse espiritualmente con los seres divinos. A través de su cuerpo y la experimentación, los yoguis alcanzaron estados de conciencia muy elevados, que, en aquella época, se consideraba una conexión con la divinidad.

A modo técnico, el yoga como se practica ahora en occidente, consiste en trabajos de posturas físicas, técnicas respiratorias y de relajación, también de meditación. Estos ejercicios ayudan a mejorar nuestra postura. Además, mejoran:

  • Las funciones metabólicas y glandulares
  • Mejora la circulación sanguínea
  • Equilibra el sistema nervioso
  • Da vigor, mejora la sensibilidad del cuerpo y equilibra el sistema inmunológico, entre otras muchas ventajas

Por otro lado, a través del pranayama -término sánscrito que significa “control de las técnicas respiratorias”-, el yoga ayuda a regular nuestra atención y orden mental, y te ayuda a relacionarte con los estados emocionales para vivir con más armonía con uno mismo, con el otro y con la naturaleza.

¿Cuándo se debe realizar el yoga?

La realidad es que no existe un momento idóneo para realizar yoga. Será cada persona la que elija según su cuerpo se lo pida. Si bien para algunas personas, el yoga es una actividad para comenzar el día con una energía equilibrada; otras preferirán llevar la práctica a cabo por la noche, liberando el estrés y mejorando el descanso tras el largo día.

Los beneficios del yoga para los pacientes

En cuanto al yoga para los más madrugadores, su práctica acelerará el metabolismo. Además, mejorará los niveles de azúcar en sangre. Como si de una cadena se tratase, el sentirse más libre y menos pesado, mejorará el estado de ánimo y evitará el estrés.

En cambio, el yoga durante las últimas horas del día potenciará la eliminación, o reducción, de los dolores y molestias surgidas durante el desgaste del día. Asimismo, activarás tu sistema nervioso parasimpático. Éste generará un estado de relajación en la mente, que la hará abandonar el estrés diario. Por su parte, la suma de todas estas ventajas propiciará un mejor descanso y horas de sueño más provechosas.

Yoga para principiantes: ¿qué debe hacer el paciente?

Pese a que se pueda pensar que el yoga es una actividad única, lo cierto es que existen múltiples tipos de yoga. Si bien los experimentados en la materia quizás los conozcan, una persona que recién se interesa no tiene porqué. Por lo tanto, ¿qué tipo de yoga es el más recomendable para nuestros pacientes?

Siendo la práctica más difundida en el mundo, el Hatha yoga es la técnica idónea para los principiantes. Por su combinación de ejercicios de posturas sencillas y su combinación con la mejora de técnicas respiratorias, esta práctica se convierte en una actividad de fácil ejecución por cualquier persona.

Además, entre sus beneficios, el objetivo principal es lograr un cuerpo tonificado al mismo tiempo que se continúa fortaleciendo. Además, ayuda a mantener la mente centrada y tranquila, pudiendo liberar la tensión corporal. En último lugar, el Hatha ayuda al funcionamiento correcto de los órganos, así como a mantener una correcta postura para la columna vertebral.

En definitiva, un consejo para nuestros pacientes puede ser comenzar la práctica del yoga en periodos vacacionales, ayudándoles a acabar con la mayor rapidez posible con el estrés y tensión del día a día. La Asociación Nacional de Profesores de Yoga ofrece un listado de las escuelas a las que poder acudir a practicar estos ejercicios. 

​ ​

Deja un comentario

No hay comentarios

Todavía no hay ningún comentario en esta entrada.

​ ​

Subscribe to our newsletter

Suscríbete al blog

Subscribe